en la carrera>

No tengo casa> Por Domingo J. Jorge

La afirmación que titula no la tendrán que hacer las familias que dentro de muy poco se mudarán a San Miguel de Geneto, al edificio de promoción pública que ha gestionado el Ayuntamiento de La Laguna y que va a ser su Vellocino de Oro. No todo son buenas noticias, también las hay malas. Y es la de esas familias que en La Laguna, en estos últimos años, han visto cómo sus viviendas, su hogar, ha sido tomado, textualmente, por una entidad bancaria, que les arrebata, en la mayoría de los casos, el techo en el que convive ese núcleo familiar, en no menos casos con varios hijos tras sus espaldas.

Pero la dureza del hecho, de la realidad, no queda ahí. El político, que siempre promete, cumpla o no, en este caso el de Madrid, planta un decreto con el que se asegura que se resolverá la cruda papeleta de todos los afectados por la pérdida de sus casas, debido, casi todos, al impago de su hipoteca. Me hago la misma pregunta que me hacía una señora: “¿Será verdad o al final será más dinero para los bancos?”