guerra de la antigua Yugoslavia >

El Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia revoca la pena de 24 años a Ante Gotovina por crímenes de guerra

E.P. / REUTERS | La Haya

La sala de apelaciones del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha absuelto este viernes de casi todos los cargos al antiguo general croata Ante Gotovina y ha revocado la pena de 24 años de cárcel a que había sido condenado en abril de 2011 por crímenes de guerra y contra la Humanidad supuestamente perpetrados durante la guerra de Croacia (1991-1995), por lo que ha ordenado su liberación “inmediata”.

El 15 de abril de 2011, la sala primera del TPIY declaró culpables a Gotovina y al general croata Mladen Markac de “crímenes contra la Humanidad y de violación de las leyes y costumbres de la guerra” por los hechos sucedidos entre julio y septiembre de 1995, durante y después de la llamada operación ‘Tormenta’que puso fin a la guerra.

La sala primera estimó entonces que ambos habían participado en una “empresa criminal conjunta cuyo objetivo era expulsar, a la fuerza y de forma permanente, a la población civil serbia de la región croata de la Krajina (en el sur)”. Los cargos incluían los delitos de persecución, deportación, actos inhumanos, homicidios, saqueos de bienes públicos o privados y destrucción arbitraria de ciudades y aldeas habitadas por serbios.

Ante Gotovina, coronel del Ejército de Croacia y comandante militar en el distrito de Split, asumió el mando operativo de la operación ‘Tormenta’ en el verano de 1995. El militar, a quien los sectores nacionalistas de su país consideran un “héroe de la Patria”, fue detenido en diciembre de 2005 en Tenerife y entregado ese mismo mes el TPIY. En abril de 2011 fue condenado a 24 años de prisión.

Mladen Markac, antiguo ministro adjunto croata del Interior y comandante de la Policía Especial desde 1995, y quien también ha sido absuelto este viernes, había sido condenado a 18 años de cárcel. Markac se había entregado voluntariamente al TPIY en marzo de 2004.

LA ABSOLUCIÓN

Según ha anunciado este viernes la sala de apelaciones a través de un comunicado, los jueces han determinado, “por unanimidad”, que el hecho de que los disparos de la artillería ordenados por Gotovina impactaran a más de 200 metros de “objetivos legítimos” desde un punto de vista militar no son prueba suficiente para considerar “ataques ilegales” los bombardeos contra Knin, Gracac, Obrovca y Benkovac, cuatro ciudades de la Krajina en las que había una fuerte presencia de ciudadanos de la comunidad serbia.

Aparte, según ha anunciado este viernes el juez presidente, Theodor Meron, “la mayoría” de los jueces de la sala han establecido que no hay pruebas suficientes para hablar de “la existencia de una empresa criminal conjunta” en la Krajina, una región con fuerte presencia serbia desde el siglo XVI y en la que existió, desde el comienzo de la guerra y hasta 1995, una autoproclamada ‘república de los serbios de Croacia’.

En cuanto al tercer bloque de los cargos, los jueces no han dictado ninguna condena relativa a su responsabilidad en los hechos juzgados, pese a reconocer que, en su calidad de altos mandos militar y policial, Gotovina y Markac estuvieron informados de los hechos delictivos que se juzgaban y no los investigaron ni los impidieron adecuadamente.

El veredicto es firme y no es recurrible, por lo que los jueces han ordenado su liberación “inmediata”. Según sus abogados, citados por la agencia croata HINA, ya se han iniciado las negociaciones para el traslado de ambos a Croacia.