la punta del viento >

La valiente Mirada de Guía – Por Agustín M. González

Mis compañeros y buenos amigos Fran Domínguez y Chago Toste suelen recriminarme mi exceso de optimismo en estos tiempos de crisis y recesión. Aunque teniendo en cuenta que uno es devoto confeso de El Fary y el otro un fanático de la hermenéutica, tampoco hay que hacerles demasiado caso. Así que seguiré con mi empeño de buscar brotes verdes en medio del páramo en el que nos encontramos. Y he hallado uno en Guía de Isora, un pueblo pequeño de la Isla que, curiosamente, se está haciendo grande con la cultura; sí, con la cultura. Prueba de ello es el Festival Internacional de Documentales MiradasDoc, cuya séptima edición ha concluido recientemente con un balance muy positivo, una semana llena de propuestas interesantes y de calidad, a pesar de los obligados y drásticos recortes presupuestarios. Es saludable, y hasta higiénico, comprobar que a pesar de la crisis despiadada que nos amarga la vida desde hace cuatro años -y no se sabe hasta cuándo-, quedan pequeños resquicios para que sobreviva la cultura. La cultura aun es posible. Nos lo ha demostrado el Festival de Documentales de Guía de Isora.

La cultura es posible cuando hay imaginación, talento, inteligencia y valentía. Todo eso es lo que le sobra al equipo de MiradasDoc, encabezado por Alejandro Krawietz y David Baute, los mismos magos que hace tres años demostraron que, casi sin ayudas oficiales, también era posible resucitar el Festival Internacional de Cine Ecológico y de la Naturaleza de Puerto de la Cruz. Lamentablemente, en esa aventura norteña no tuvieron continuidad porque para hacer realidad los sueños hacen falta gestores valientes y soñadores, como el alcalde isorano Pedro Martín, quien ha logrado convertir su pequeño pueblo sureño en un referente de la cultura en Canarias. Y en un ejemplo para todos de que en períodos de crisis la cultura no solo es necesaria, sino que también puede ser rentable, puede ser un motor económico y social capaz de hacer crecer a los pueblos liderados con valentía e imaginación.