tragedia del Madrid Arena >

Viñals dice ahora que estuvo reanimando a tres víctimas de Madrid Arena

EUROPA PRESS | Madrid

El médico responsable de la asistencia sanitaria privada en la fiesta de Halloween del Madrid Arena, Simón Viñals, ha afirmado este viernes en Onda Cero que estuvo practicando la reanimación a las tres jóvenes que llegaron a la enfermería “los treinta minutos que dicen los protocolos para declarar un cuerpo fallecido”.

“En la comisión de investigación del Ayuntamiento dije que a los ocho minutos de parada cardiaca las posibilidades son casi o igual a cero. Eso se ha interpretado con que yo estuve ocho minutos haciendo reanimación pero estuve los treinta minutos que dicen los protocolos para declarar un cuerpo fallecido”, se ha defendido el médico.

El que fuera concejal del Ayuntamiento de Madrid con José María Álvarez de Manzano aseguró en la comisión que recuperar a las tres jóvenes que llevaron a la enfermería fue imposible dado que “a los 8 minutos de una parada cardiorrespitaroria la posibilidad de recuperación es cero”. “La recuperación era igual a la que se puede hacer a un cadáver que lleva 24 horas en un tanatorio”, llegó a afirmar.

Asimismo, el médico explicó que una vez que tres jóvenes yacían cadáver en la enfermería llamó al Samur. “Lo hice cuando me dijeron que podían venir más”, señaló después de detallar que en pocos segundos los servicios de emergencias estaban allí debido a que ya habían sido alertados.

La actuación sanitaria de Viñals fue criticada ayer en la comisión de investigación por el director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo, que acusó al equipo médico privado de parar demasiado pronto las labores de reanimación en varias de las víctimas mortales del Madrid Arena.

En concreto, Del Álamo explicó que efectivos del Samur encontraron en la enfermería del Madrid Arena al equipo médico contratado por la organización sin aplicar técnicas de reanimación avanzada a tres de las víctimas de la trágica fiesta de Halloween, cuando el servicio municipal de emergencias las lleva a cabo durante “un mínimo de 30 minutos antes de declarar a la víctima no viable”. “El arte médico de cada uno que lo defienda donde corresponda”, apostilló Del Álamo en referencia a los 8 minutos comentados por Viñals.

Por otro lado, Simón Viñals ha declarado en la entrevista radiofónica que si llega a saber lo que ocurriría “hubiera llevado el triple de recursos humanos” y ha matizado que los recursos técnicos eran los adecuados ya que contaban con “lo necesario para lo que pasa normalmente en las fiestas, incluso si hay una parada cardiaca”.

VIÑALS: “LOS PROTOCOLOS DEL SAMUR LOS REDACTÉ YO”

“Se hizo lo que dicen los protocolos de emergencia que hay que hacer. Es un protocolo que, por cierto, redacté yo. Fueron los primeros protocolos que salieron a la luz sobre emergencia extrahospitalaria y están redactados por un equipo que presidía yo cuando creé el Samur”, ha recordado.

El médico ha afirmado que no sabe cuánto tiempo estuvieron aplastadas las víctimas pero sí ha detallado cómo llegaron a la enfermería, “en una parada cardíaca absolutamente irreversible”. “A pesar de todo, cada una de las tres que se atendieron por el equipo que yo dirigía se hicieron todas las maniobras y todo el tiempo que hay que estar haciendo las maniobras, aunque resulten negativas”, ha aseverado.

También ha apuntado que se practicó la desfibrilación a las tres jóvenes que llevaron a la enfermería pero que “no hubo posibilidades y se hizo durante todo el tiempo que marca los protocolos, hasta que llega el Samur. La reanimación cardiopulmonar fue ineficaz, ante un caso de esa gravedad”.

Viñals, como ha detallado, tenía un desfibrilador que iba pasando de una joven a otra, mientras los otros componentes de su equipo seguían haciendo la respiración.