tribuna>

Un año de política con mayúsculas – Por Antonio Alarcó*

Mariano Rajoy comenzó su legislatura como Presidente hace un año, al frente de un Gobierno capaz, respaldado por la ciudadanía y la abrumadora mayoría absoluta que el Partido Popular cosechó en las Generales de noviembre de 2011. Una gran victoria conlleva una grandísima responsabilidad.

Rajoy, que conoce Canarias perfectamente, cuenta en su equipo con nuestro presidente regional, José Manuel Soria, Ministro de Industria, Turismo y Energía. Evolución de una impecable trayectoria, y justo reconocimiento a la victoria del PP en las dos provincias, con un memorable resultado en Tenerife al Congreso y al Senado, el mejor del país.

La herencia de ocho años de Zapaterismo, carente de factores inhibitorios, fue un cúmulo de dificultades derivadas de unas cuentas públicas falseadas: El Gobierno socialista gastó mucho más de lo que teníamos, el último año casi 100.000 millones, y ocultó el déficit real, que no era el 6 por ciento prometido, sino superior al 9.

Las cosas han sido más difíciles de lo esperado, y ha habido que adoptar decisiones duras, acompañadas de medidas difíciles, pero necesarias para una recuperación sólida que preserve la universalidad de nuestros servicios. La primera decisión fue reducir en un 20 por ciento las estructuras de la administración, el sector público empresarial y las retribuciones de sus miembros, y hasta un 40 por ciento a la subvención de sindicatos y partidos políticos.

Transcurrido un año de ajustes y reformas, cumplimos con nuestro compromiso de estabilidad presupuestaria, garantizado por Ley, muy cerca del objetivo del 4,5 por ciento de déficit a final de año, un logro que parecía impensable. Se aleja el fantasma del rescate y comienza a haber resultados, pero no debemos confiarnos.

A la progresiva mejora de la competitividad, que comienza a incentivar la llegada de inversión industrial, se une el importante incremento de nuestras exportaciones, una de nuestras fortalezas, y el histórico récord de llegadas de visitantes extranjeros y gasto medio por turista en 2012.

Entre otras acciones, nos hemos dotado de una Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, y una reforma del sistema financiero para que vuelva a fluir el crédito entre pymes y autónomos. Conseguimos el apoyo de 100.000 millones de la Unión Europea para sanear la banca, acompañada de medidas para pequeños ahorradores y recapitalización del sector financiero.

Si bien el paro sigue en niveles inaceptables, la reforma laboral ha permitido frenar la destrucción de empleo. Las cifras no engañan: En 6 meses de aplicación de la norma, la ocupación de asalariados privados cayó en 66.000 personas. En los últimos seis meses de Gobierno socialista se perdieron 382.000 trabajos. Además, los contratos indefinidos crecieron un 34,4 por ciento en 2012.

Se han inyectado 27.000 millones de euros a pymes y autónomos con el Plan de Pago a Proveedores para corporaciones locales y comunidades autónomas, que evitó la destrucción de 200.000 empleos, y se ha facilitado la apertura de empresas.

Pese a la crisis, preservamos los derechos sociales y el Estado del Bienestar. Prueba de ello, en 2013 destinaremos 6 de cada 10 euros a gasto social. Además, contamos con medidas para frenar los desahucios, y se ha garantizado el poder adquisitivo de los pensionistas.

Contamos con una reforma educativa para combatir la lacra socialista de un fracaso escolar del 30 por ciento, con evaluación del rendimiento y mejora en la formación profesional. Hemos logrado unificar el catálogo de servicios en dependencia, creado la tarjeta sanitaria, y reducido el gasto farmacéutico. El resultado, se han pagado 12.000 millones de deuda sanitaria del Gobierno socialista. Un año después, el objetivo sigue siendo cambiar una situación insostenible, diciendo siempre la verdad a un país que estaba siendo gobernado desde la irrealidad. Hoy, la Marca España es un gran valor.

La responsabilidad de los españoles despierta admiración y respeto en toda la Unión Europea en este primer año de Gobierno, y ya se advierte que 2013 podría ser el primer año de la recuperación. Estaremos aquí para recordarlo.

alarco@tenerife.es
@aalarcoblog
Facebook