puerto de la cruz>

Archivan desde 2002 las denuncias por los vertidos en Tafuriaste

zona del barranco tafuriaste, vertidos.JPG
Vista aérea de la zona por donde pasa el parte del cauce del polémico barranco. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

El Consejo Insular de Aguas lleva más de 10 años archivando las denuncias efectuadas por el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz a causa del vertido frecuente de aguas residuales al Barranco de Tafuriaste, provenientes de las naves industriales del Polígono San Jerónimo, en La Orotava, y que afectan a un importante número de casas situadas en la parte portuense del barranco.

Tal es la situación de abandono y desamparo de los vecinos, que la concejalía de Sanidad de la ciudad turística demuestra con expedientes y requerimientos, que en febrero de 2002 y 2008 se remitieron sendos oficios a dicho organismo dependiente del Cabildo de Tenerife en los que se pedía una solución al vertido incontrolado, que por su estancamiento provoca malos olores y atracción de bichos y roedores. El Ayuntamiento villero y la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, han sido también los destinatarios de las reclamaciones; hasta ahora, sin respuesta.

Así, la concejala de Sanidad del municipio portuense, Antonia María Domínguez (PP), asegura que en 2002 se trasladó el oficio al Consejo Insular con previos informes medioambientales “y no respondió, archivándolo para su sobreseimiento y volviendo a enviar nuevas denuncias amparadas con atestados policiales y fotos; entiendo que los ciudadanos se cansen”. Además, argumenta que incluso el 14 de noviembre del año 2007 “hubo un parte de intervención policial de aguas fecales en la calle Tafuriaste, que también se dio cuenta al ente insular y al Consistorio villero”. Entre tanto, los vecinos de la calle Tafuriaste lo tienen claro: “No queremos seguir comiéndonos la basura de La Orotava; estamos hartos”.

Otro de los problemas es el desborde del barranco. “Desde la zona de La Montañeta hasta el barrio del Ramal todas las aguas pluviales las conectaron a esa quebrada y cada vez que llueve el barranco de Martiánez corre y supera su cauce de forma considerable; eso es competencia del Consejo Insular. Toda el agua que cae se vierte a dicho lugar y hay zonas que se quedan incomunicadas”, señalan los técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento portuense.

Por último, el grupo de Gobierno (CC-PP) entiende que se “ha hecho todo lo posible, dándole salida a todas las denuncias”. No obstante, no pararán y advierten de que seguirá con las denuncias para llegar a buen puerto.

[apunte]Una depuradora que no da para más
Según explican los responsables del área de Sanidad del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, en el Polígono San Jerónimo existían tres fosas sépticas desde donde se vertían las aguas residuales y desde la cual salía una línea hacia el Barranco de Tafuriaste. Ante tal situación, el Consejo Insular de Aguas ordenó construir una depuradora con pozos filtrados, dirigido principalmente al supermercado del Centro Comercial Alcampo la Villa. A dicha depuradora se le colocó un pozo de 92 metros de profundidad y un desalojo de 50 metros. “A partir de ahí, se conectó toda la superficie comercial, los talleres y las naves de la zona. Cuando se abrió el Centro Comercial El Trompo sus residuos líquidos llegan también a una depuradora planteada para mucha menos capacidad y que según los afectados vierte en la parte baja, saliendo los residuos por el aliviadero”, apostillan. Los responsables municipales ya no saben qué más hacer para que la Corporación insular busque una solución y evite que los vecinos de la zona tengan que soportar los malos olores.[/apunte]