arafo>

El Ayuntamiento recortará en casi 300.000 euros los gastos corrientes

JG  ARAFO48.jpg
Calles del casco del municipio donde se cambiarán las antiguas luminarias de mercurio. | J. GANIVET

YAZMINA ROZAS | Arafo

El Ayuntamiento de Arafo recortará casi 300.000 euros del capítulo de gastos corrientes y servicios en los presupuestos del municipio para el próximo año.

En concreto, la partida de 2012 estaba en torno a los 2.400.000 euros y en 2013 se reducirá a 2.159.669 euros, lo que supone un descenso de 291.851 euros y del 11,9%. En su memoria presupuestaria el Ayuntamiento señala que esta disminución se ha podido conseguir como consecuencia de una mayor previsión de contención del gasto en todo lo referente a la adquisición de bienes corrientes, a la supresión, en la medida de lo posible, de alquileres o la revisión de los contratos de distintos servicios.

Así, el Consistorio local ahorrará el próximo ejercicio entre 23.000 y 25.000 euros en telefonía, unos 20.000 euros en fotocopiadoras e impresoras y en torno a 25.000 euros en energía gracias a un nuevo proyecto de iluminación. En concreto, con esta iniciativa se van a sustituir 500 antiguas luminarias de mercurio de las vías públicas por otras de última generación, que permitirán un ahorro anual de 25.000 euros, explicó el Concejal de Hacienda, Rosendo Batista.
Estas lámparas, que estarán instaladas para finales del próximo mes de enero, contarán con un mecanismo conectado a un software, a través del cual se podrá controlar la potencia en cada zona, encender unas y apagar otras, así como conocer los puntos del municipio con más y menos consumo.

Este proyecto cuenta con una subvención europea de 100.000 euros y el Ayuntamiento aporta 51.000 euros, cuya inversión recuperará en dos años gracias al ahorro del gasto en energía. El sistema se instalará en la mayor parte del municipio, es decir, el casco y la parte alta, y quedaría solo la zona baja, que esperan poder cubrir con una nueva subvención en 2013.

El alcalde de Arafo, José Juan Lemes, añadió que, en esta política de recorte del gasto, la partida destinada a fiestas locales ha pasado en los últimos ejercicios de 330.000 euros a 33.000, y el año que viene será de 25.000 euros. Destacó que, sin embargo, “no hemos tocado” la cuantía para servicios sociales, que será la misma que este año, y que tampoco se realizarán despidos.