nacional >

Aznar cree que la penalización de las clases medidas es más que preocupante

EFE | Logroño

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha afirmado hoy en Logroño que la “penalización” de las clases medias es “más que preocupante”, por lo que es un tema sobre el que hay que pensar “mucho”; y ha abogado por un nuevo “pacto social” para afrontar la situación actual de España.

El también presidente de honor del PP ha presentado hoy en Logroño, donde se inició en la vida política, su libro “Memorias I”, en un acto que ha introducido el presidente de los populares riojanos y del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz.

Aznar ha insistido en que las clases medias son el “sosten” de la estabilidad de un país y sobre ellas se basa la estabilidad de las instituciones y la “tranquilidad social” de una nación, por lo que un proceso de “destrucción” de las clases medias es “muy peligroso”.

Cree que es preciso pensar en “rearmar” el aparato productivo de España con un proceso reformista “agudo” y “rápido” porque es necesario recuperarlo y darle oportunidad a las clases medias, aunque, precisó, “no digo que lo que se está haciendo no esté bien encaminado”.

Hay que explicar que es necesario un nuevo pacto social para afrontar la situación actual, ya que la sanidad, el sistema educativo y el sistema de pensiones no se pueden financiar como se ha venido financiando hasta ahora.

Para Aznar, es fundamental explicar ese nuevo pacto social porque ahora hay menos cotizantes a la Seguridad Social y menos ocupados que en 2003, pero hay muchísimos más pensionistas.

“Nosotros tenemos que volver a rehacer nuestros deberes, a poner en orden la casa, a decir hasta aquí hemos llegado, con el Estado no se juega, a España no se le desafía, la continuidad histórica de España no se pone encima de la mesa y el país tiene que recuperar disciplina y flexibilidad y competitividad”, ha subrayado.

Ha indicado que todo eso no ocurre en un día, ha habido un “desastre” durante ocho años, una herencia “catastrófica” y hay que “sacar al país adelante”, pero hay que hacer un discurso político y todos deben contribuir a ello.

Respecto al actual panorama político español ha asegurado que el PP es la “columna vertebral” de la democracia española en este momento y su responsabilidad es “inmensa”.

Cree que “hay un nacionalismo convertido al secesionismo, unos declaradamente en Cataluña y otros, en el País Vasco, que están esperando a ver qué pasa en Cataluña”; así como un surgimiento de pequeños partidos locales de carácter nacionalista y “una izquierda desarticulada y en vía de desaparición”.

Su análisis señala que el PSOE no tiene un proyecto ni una idea de lo que tiene que hacer y es “un partido tendente a la desaparición, a dividirse y separarse, a que haya muchos taifas socialistas distribuidos por España, que se convertirán en fuerzas locales nacionalistas”.

Aznar dijo que asumió, en su etapa de presidente del Gobierno, la responsabilidad de haber “culminado” el estado autonómico en España y, detrás de “esa línea no hay más que la autodeterminación, la secesión, el riesgo y la confrontación”, y cree que esa línea se pasó por distintas razones.

“Lo que está pasando ahora estaba escrito desde 2001 y desde antes, pero todo tiene su proceso”, según Aznar, para quien se han puesto en peligro los elementos básicos que tiene de capacidad un estado, que tiene la obligación de la cohesión territorial y social y económica.

También tiene la obligación de garantizar los elementos básicos que determinan el funcionamiento de un país, ejercido por sus instituciones nacionales y territoriales y “eso está puesto en peligro y está desafiado”, ha dicho.

También ha asegurado, respecto al terrorismo, que, “mientras tenga un hilo de voz”, no aceptará nunca que los verdugos sean equiparados a las víctimas, ya que es “moralmente inaceptable y un error garrafal”; y ha animado a seguir adelante para que “la gente que ha sembrado tanto mal en España y lo sigue haciendo” nunca pueda conseguir sus objetivos.