SANIDAD >

Canarias suma cuatro años sin renovar el caducado Plan de Salud

Consejería de Sanidad
Sanidad lleva meses sin ofrecer información sobre el III Plan de Salud, ni sobre cuándo llegará al Parlamento. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Que la sanidad canaria camina sin rumbo es un hecho. Así lo afirman los profesionales, sindicatos y usuarios, y también lo atestigua la falta de un Plan de Salud que defina las estrategias y objetivos del Gobierno autonómico en esta materia. Y es que, desde que en 2008 caducara el segundo Plan de Salud puesto en marcha por la Consejería de Sanidad, ninguno de los responsables políticos que han pasado por el departamento han logrado impulsar un documento que, según la Ley de Ordenación Sanitaria del Archipiélago, “es el instrumento estratégico necesario para la planificación y la coordinación de los agentes públicos y privados de la sanidad”.

En una comparecencia en comisión parlamentaria -a petición del PP- en mayo de este año, la consejera Brígida Mendoza no aclaró cuándo se llevará al Parlamento el nuevo plan, aunque reconoció que “antes hay que adaptar el borrador al decreto de ajustes aprobado por el Gobierno central”. Desde entonces, la Consejería no ha vuelto a dar información sobre un plan, que según el Consejo Económico y Social (CES) presentaba “lagunas económicas y financieras que impiden asegurar su sostenibilidad” e “importantes carencias en cuanto a su concreción”.

En las conclusiones de su dictamen sobre este III Plan de Salud, el CES apuntó que el proyecto “pretende marcar la orientación de la política sanitaria para los próximos años y debe centrarse en los actuales retos para la salud pública, que son la financiación y la organización de los servicios de salud”. Añadió, además, que “el sistema de salud ha de enfrentarse a un escenario de gran complejidad, básicamente por la limitación de recursos financieros y ante la exigencia de continuar prestando asistencia sanitaria con calidad y seguridad a todos los ciudadanos canarios, sin que las incertidumbres sobre el escenario económico resten accesibilidad al sistema mismo o deterioren niveles de eficiencia”.

En opinión del Consejo, es justamente en materia de financiación y sostenibilidad financiera del nuevo Plan de Salud 2010-2015 donde se hallan “importantes carencias en cuanto a su concreción”. No en vano, en los Presupuestos de 2012 apenas se consignaron 272.000 euros para el citado plan, una cifra que será incluso inferior el próximo año, cuando la partida apenas llegará a los 259.000 euros.

Según explicó en la comisión Brígida Mendoza, el nuevo plan incorporará los problemas de salud de la población canaria y las actuaciones para hacerles frente, la organización de los servicios sanitarios, la territorialización de los planes de salud y la participación de profesionales y ciudadanos. “No es solo un documento sobre la situación de la salud y posibles mejoras, sino que el propósito es constituir un proceso de acción permanente”, indicó Mendoza.

En la orilla opuesta, la exconsejera de Sanidad y portavoz del PP en materia sanitaria, Mercedes Roldós, asegura que el plan “lleva más de dos años metido en un cajón”. “Cuando nosotros nos fuimos del Gobierno, estaba finalizado. Incluso había ido al Consejo de Gobierno y fue remitido al Consejo Económico y Social. En él participaron 115 profesionales y organizaciones de distintas áreas de salud de todo el Archipiélago”, denota Roldós.

En la misma línea se manifiesta el diputado del PSOE Jesús Morera, quien considera que el hecho de que desde 2008 no haya plan de salud de Canarias “es una situación a corregir”. Morera defiende que el plan recoja “estrategias creíbles y realizables para que no sea un documento que termine adornando una vitrina”.

 

[apunte]

Programas de Gestión Convenida sin firmar

El Plan de Salud no es lo único que se echa en falta en las políticas sanitarias del Ejecutivo regional. Según aseguran a este periódico distintas fuentes, “varios hospitales y direcciones de Atención Primaria” todavía no han firmado este año los llamados Programas de Gestión Convenida, que establecen los objetivos asistenciales y las inversiones a realizar en los centros sanitarios para alcanzar los objetivos de salud de la población del Archipiélago.

Desde el año 1994 se establece en la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias que el Programa de Gestión Convenida (antiguo Contrato Programa) constituye la herramienta fundamental en la que se fijan estos objetivos y donde se orientan las acciones a desarrollar de acuerdo a los criterios y directrices del Servicio Canario de la Salud (SCS). Una vez consensuado y evaluado por las partes, dicho documento se firma por la Dirección del SCS, la Dirección del Área de Salud y la Gerencia del centro y servirá de guía para el seguimiento de los acuerdos en él suscritos.

Este documento se divide en dos áreas fundamentales, la asistencial y económica, ya que contiene aspectos relacionados con materia de financiación, así como la cuantía y calidad de los servicios objeto de dicha financiación. En febrero de 2003, el Pleno del Parlamento de Canarias aprobó ayer, por unanimidad, una proposición no de ley por la que el Servicio Canario de Salud tendrá que presentar en la Cámara los Programas de Gestión Convenida en el primer cuatrimestre de cada año.

[/apunte]