La columna Churchill – Por Tinerfe Fumero

¡Chas viría! Soria y Rivero como Adán y Román

Es sabido que la relación entre el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, dista mucho de ser buena desde que ambos comandaron el Ejecutivo autonómico durante gran parte de la legislatura anterior. Pero la lejanía no solo ha suavizado la disputa, sino que ha enquistado una enemistad más propia de compañeros de partido que de adversarios políticos. No en balde, hay quien sostiene que no se ha visto nada igual en la política canaria desde aquella pugna entre el fallecido Adán Martín y Román Rodríguez, que consolidó una bicefalia de animadversiones cuando ambos comandaban esta Autonomía. ¿Un efecto colateral? Cuando Rivero presidió la comisión del 11M cuajó una amistad con Mariano Rajoy, al que ya conocía de sobra. De esa buena relación personal no quedan ni rescoldos, oiga…

¡Chas viría! (2) Se puede ser rival y amigos, oiga

Está claro que cada uno tiene los amigos que quiere, y aunque no es fútil el tema esa faceta vital no se puede incluir entre las responsabilidades de un cargo. Ni siquiera la de un político. Un buen ejemplo se dio esta semana con las sentidas palabras de Cristina Tavío hacia Antonio Cubillo, que indujeron al error a la dirección del PP canario. Está claro que en ese cónclave Tenerife brilla por su ausencia, porque en esta Isla cualquiera sabe que las dos familias son amigas desde hace décadas… Tavío habló de un amigo y la reprimenda sobra.

¡Menos mal! El regalo de López Aguilar a la prensa

El chiste de moda siempre incluye la bobada de que los mayas fijaron el fin del mundo para estas fechas, dato además falso pero da juego. ¿Algo se sale de lo común? ¡Los mayas tenían razón! El pasado sábado, Juan Fernando López Aguilar tuvo un detalle y regaló una pequeña linterna a los periodistas que cubrieron su rueda de prensa. Pregunten a veteranos, pregunten…