la columna>

La columna de Churchill – Por Tinerfe Fumero

¡Chas viría! ¿Que tal si los dejamos para mañana?
El Parlamento de Canarias aprueba hoy -salvo que alguien lo impida- unos presupuestos autonómicos para 2013 que dan grima. Entre el brutal recorte desde Madrid, fruto de esa política con minúsculas que bien afea el rey por pasiva, y alguna que otra mala elección (por ejemplo, ojo a los bomberos como no se arregle a última hora) por parte del Ejecutivo regional, las cuentas para el año que viene son de traca mojada, sin apenas pólvora. Un desastre para el Archipiélago por mucho que Javier González Ortiz se haya devanado los sesos para amortiguar en lo posible semejante planchazo sobre la insustancial economía canaria. Casi que podríamos dejarlos para mañana y así hacernos la ilusión de que no pueden ser verdad, sino una broma pesada…

¡Chas viría! (y 2) Apostar por las energías limpias
El Departamento de Energía de los Estados Unidos ha subvencionado a la compañía energética Dominion Virginia Power, una empresa que lidera un proyecto piloto de energía eólica offshore en el estado de Virginia. La subvención es de cuatro millones de dólares y sufragará los estudios previos del proyecto, para el que ha sido seleccionada una turbina de seis megavatios diseñada por un equipo de más de doscientos ingenieros e investigadores del centro de I+D de Alstom Wind, que está en Barcelona. Esta multinacional francesa emplea a cerca de 4.000 personas en más de 30 centros de trabajo repartidos por la piel de toro. Exactamente, la compañía tiene seis fábricas en España, país al que considera su centro de I+D de referencia mundial en energía eólica, más otros siete centros de desarrollo tecnológico para el resto de su cartera de productos y servicios. ¿Y aquí por Canarias? Bien, oiga. Oyendo decir que si hay petróleo nos ha tocado la lotería. Por eso será que el nombre de Alstom solo lo vemos de paso, en los vehículos que les compramos para el tranvía metropolitano.