la palma>

Exigen que se retire por “inmoral” una campaña que sortea un empleo en La Palma

EFE | Santa Cruz de Tenerife

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha exigido hoy que se retire por “inmoral” la campaña por medio de la cual la Asociación de Empresarios del Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma sorteará un contrato de trabajo de seis meses como premio principal de la campaña comercial de Navidad.

A juicio del sindicato, con esta campaña la asociación empresaria, Cabildo de La Palma, Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y Gobierno de Canarias “se ríen y burlan” de los trabajadores en situación de desempleo al sortear un empleo para fomentar el consumo en los comercios.

En un comunicado, la CGT indica que, si hay un puesto de trabajo, debe ofrecerse y no “rifarse en una especie de tómbola inmoral”, y opina que los comerciantes “se aprovechan de una forma vil de las altas tasas de desempleo como reclamo para que los ciudadanos compren en sus establecimientos”.

Según el sindicado, provoca un “auténtico estupor” saber que detrás de acciones como esta está el Ejecutivo canario, y recuerda que el desempleo es un “auténtico drama” para miles de familias canarias, no una oportunidad de negocio.

La campaña coincide en el tiempo con la presentación de los datos del desempleo en España, que da una cifras “realmente terribles en Canarias”, destaca la CGT, que exige al Gobierno regional un giro radical a su “penosa política” de empleo.

Recuerda que en Canarias hay 289.032 personas desempleadas, de las que en torno a 124.000 no cobran prestación ni subsidio alguno.

Durante la presentación del sorteo, el presidente de los comerciantes del Casco Histórico de la capital palmera, Juan Arturo Sangil, explicó que el objetivo de la campaña es “recuperar la ilusión de quienes la han perdido, en los momentos de crisis que todos vivimos”, de ahí el título que se le ha puesto a esta campaña, “Navidad Casco Histórico, ilusión y empleo”.

El premio se dará tras un sorteo entre los consumidores que realicen compras superiores a 20 euros en los comercios del casco histórico de la capital palmera.