caso kárate >

El fiscal confirma su solicitud de 302 años para el acusado Torres Baena

EFE | Las Palmas

La Fiscalía ha confirmado hoy ante la Audiencia de Las Palmas su solicitud de que el principal acusado en el ‘caso Kárate’, Fernando Torres Baena, sea condenado a 302 años de cárcel por 36 delitos de abuso sexual, 13 de corrupción de menores y uno de tenencia ilícita de armas.

El fiscal del caso y la acusación particular que representa a la mayor parte de los denunciantes han elevado hoy a definitivos los cargos que desde el inicio del juicio dirigen contra los cuatro procesados, con algunas pequeñas correcciones que afectan, exclusivamente, a las indemnizaciones civiles demandadas.

Las defensas, por su parte, han mantenido su petición de absolución para sus clientes.

La Audiencia de Las Palmas ha concluido esta tarde la fase de prueba de este juicio, considerado el mayor proceso por pederastia celebrado hasta la fecha en España, en el que han declarado medio centenar de personas que aseguran haber sufrido abusos sexuales siendo menores de edad en la academia de kárate de Torres Baena.

En esta última sesión han declarado dos peritos propuestos por la acusación, el psicólogo y criminólogo Vicente Garrido y la psicóloga Lorena Morales, quienes han afirmado que los de relatos de las veinte presuntas víctimas a las que entrevistaron no son una “invención” ni responden a una “confabulación”.

Garrido ha considerado que lo “más importante” es que sus relatos coinciden al explicar los mecanismos de seducción y persuasión a los que fueron sometidos por los cuatro acusados, y que se trata de “declaraciones de altísima credibilidad”.

El experto ha subrayado que en su experiencia como perito durante 25 años “rara vez” ha visto unas declaraciones tan “fundamentadas y ancladas en recuerdos reales”, que además no han sido alteradas por “razones espurias”.

También ha destacado la ascendencia ejercida por el principal acusado sobre las presuntas víctimas “como padre, amante y maestro de kárate” y la estructura que organizó, presuntamente, para abusar de los menores, a partir de su gimnasio y el reconocimiento que tenía como karateca, en un entramado que reforzaban los otros tres acusados.

Las defensas han rechazado este informe por su parcialidad y por las conclusiones que emite de los acusados e, incluso, algunas han adelantado su intención de denunciar a Garrido por entender que ha vulnerado el código deontológico y ético del Colegio Oficial de Psicólogos de España, por hablar de víctimas en lugar de “presuntas víctimas” y por describir hechos delictivos que no le corresponden.

Además, las defensas critican que este perito, en su informe, efectúe afirmaciones en lugar de emitir juicios de valor.

Concluidos los últimos informes periciales, la Audiencia ha dado la palabra a las partes para que expongan sus conclusiones definitivas.

Como el fiscal, la acusación ejercida por José María Palomino, que representa a 25 de las víctimas, se ha ratificado en todos los cargos que imputa a Torres Baena, para el que reclama 312 años de cárcel.

Los otros tres acusados se exponen a las siguientes condenas por delitos de abusos sexuales o de corrupción de menores: la monitora y esposa de Torres Baena, María José González, a entre 154 y 164 años y medio de prisión; la monitora Ivonne González, a entre 146 y 150 años y medio; y el monitor Juan Luis Benítez, a ente 18 y 20 años.

El fiscal y las dos acusaciones particulares del “caso Kárate” demandaban inicialmente 1.538.000 de euros en indemnizaciones a los cuatro imputados como compensación a 38 de los denunciantes.

La vista se retomará la próxima semana para que acusaciones y defensas presenten al tribunal sus informes finales, por lo que el juicio quedará visto para sentencia, previsiblemente, antes de las vacaciones navideñas.