SANIDAD >

El Gobierno de Canarias y las asociaciones de padres de niños con cardiopatías congénitas

EUROPA PRESS |Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias y las asociaciones de padres de niños con cardiopatías congénitas de las islas ha reiterado hoy su decisión de trabajar juntos para definir el mejor sistema de atención a esos enfermos que sea posible en la propia comunidad autónoma, según han destacado sus familiares.

La entrega al presidente autonómico, Paulino Rivero, de las firmas recabadas por esas organizaciones en contra del cierre de la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil de Canarias, anunciado semanas atrás y luego rectificado por el Ejecutivo, fue el motivo para ese pronunciamiento.

Tras producirse la entrega de las firmas en el marco de una breve reunión con Rivero, los representantes de los familiares de los enfermos de cardiopatías congénitas comparecieron ante los medios de comunicación acompañados por la consejera de Sanidad regional, Brígida Mendoza, quien ha insistido en que ha asumido “el compromiso de trabajar de la mano” de padres y profesionales en este asunto.

“Vamos a trabajar con lo que nos une, creo que es un buen comienzo y estoy segura, además, de que va a ser una experiencia totalmente satisfactoria”, ha declarado la consejera.

Mendoza ha precisado que, con “el objetivo final de ser autónomos en la cirugía cardiaca pediátrica”, se ha optado por dar protagonismo a los padres, que, “integrados en un grupo de trabajo con los profesionales y con la Administración, analizarán todas las alternativas posibles”. “Y estoy segura de que decidirán la mejor de las opciones”, ha añadido.

“Al final, lo que queremos es conseguir que, en la atención de la cardiopatía congénita, en la práctica quirúrgica, lleguemos a ser excelentes pero, además, autónomos”, ha concluido Brígida Mendoza.

En nombre de los padres de los afectados por la polémica generada con el debate sobre el posible cierre de la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil, Dolores García, presidenta de la Asociación Corazón y Vida de familiares de enfermos, ha agradecido “el apoyo del pueblo canario” a su causa, del que ha dicho que dan fe las firmas recogidas, 110.371 en total.

La cifra podría ser, en todo caso, mayor incluso, puesto que “se han quedado familias de Tenerife sin poder traerlas”, ha matizado.

Y ha valorado los propósitos expresados por la consejera de Sanidad, que ha dicho que deben conducir a que en Canarias haya, para los enfermos de cardiopatías congénitas, “un centro de referencia a nivel nacional y que nuestros niños y niñas tengan el mejor centro hospitalario que haya en España, independientemente de la edad que tengan”.

“Estamos de acuerdo en estar caminando juntos y, si se escaquean un poco, pues les vamos dando un toquito para que vayan por la línea recta”, ha añadido, apuntando que hablaba en parte en serio y en parte en broma.

“Sí es verdad que nosotros solo tenemos una visión y en eso estamos de acuerdo: La mejor atención infantil de nuestros niños que sea en el Materno Infantil de Gran Canaria, y punto”, ha sentenciado.