entre nosotros > Juan Henríquez

Mariano Rajoy, ¡mentiroso! – Juan Henríquez

Me pregunto, presidente, si será esta la última de sus mentiras, ¿o todavía le queda alguna guardada? Los años no me engañan. Me parece que algún especialista en sicología/siquiatría debería someterlo a usted a un análisis cerebral, porque esto de mentir a los españoles sistemáticamente más bien debe tener una estrecha relación con el mentiroso compulsivo. Se lo diré tal y como lo siento, señor Rajoy. Desde la misma campaña electoral sabía que estaba mintiendo, engañando a la gente, aprovechándose del voto ingenuo de las personas mayores, a los que ha faltado incumpliendo la promesa electoral dada. A modo de recordatorio para sus votantes: “Si algo no tocaré, eso serán las pensiones”. Palabras en la víspera del 20N. Ha mentido como un bellaco; no tiene usted crédito personal ninguno. Los ciudadanos no le debemos respeto porque es usted indigno de ocupar la Presidencia del Gobierno; no olvide que puede tener toda la legalidad de las urnas, pero nada tiene eso que ver con la legitimidad que le otorguen a día de hoy los españoles.

Le diré algo como jubilado. El que no haya respetado la ley que garantiza el poder adquisitivo de las pensiones, después de haber prometido lo contrario, fastidia un montón, pero lo que en realidad me jode es que me tome el pelo, a mí y a seis millones de jubilados. Le preguntaré algo importante: ¿miente usted a sus padres como lo ha hecho con la inmensa mayoría de los españoles? No me responda, por favor, no más mentiras.

Robándole el poder adquisitivo a los abuelos está reduciendo las ayudas y apoyos que estos vienen aportando al entorno familiar, a los que usted ha echado del trabajo con la infame reforma laboral, mientras que anduvo rápido en busca de euros para los banqueros corruptos. Mientras los recortes del gasto social no cesan, usted se ha convertido en el defensor de los poderosos, machacando sin piedad a trabajadores, jubilados y parados. Sus cartas están todas marcadas; es usted un estafador público. ¡Mentiroso!