SUCESOS >

Muere una persona en Los Gigantes tras encallar el yate en el que viajaba

Momento en el que retiran el cadáver. | G. R.

J.L.CONDE | Santa Cruz de Tenerife

Una persona murió y tres resultaron heridas después de que el yate en el que viajaban chocara contra una roca como consecuencia del fuerte oleaje. La embarcación había salido de Puerto Colón, en Playa de las Américas, y encalló en una zona de difícil acceso en la costa de Los Gigantes, en Santiago del Teide.

El yate -que llevaba el nombre de Lorreine– pertenecía a un ciudadano belga de unos sesenta años, Ben Louis Braekewelt, que llevaba bastantes años viviendo en Adeje. Los primeros datos apuntan a que el hombre habría salido con tres personas más y se habrían visto sorprendidos por el mal tiempo. La embarcación colisionó cerca del muelle contra una roca y casi inmediatamente se hundió. Dos de los ocupantes están graves y uno salió ileso.

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), una ambulancia medicalizada, dos ambulancias básicas, el helicóptero del GES, Salvamento Marítimo, la Policía Local, la Guardia Civil y los bomberos han participado en el rescate. En un primer momento los bomberos voluntarios y profesionales fueron los protagonistas.

La Aemet había activado el aviso amarillo por oleaje este sábado desde las 18.00 horas hasta la medianoche en el norte de Tenerife, norte, sur y oeste de La Palma y todo el litoral herreño.

El domingo la Aemet ha ampliado el aviso por olas de hasta 3 metros al norte de Gran Canaria y toda la costa de Fuerteventura y Lanzarote, desde la medianoche del domingo a la medianoche del lunes.