KICKBOXING > K1 RISING MAX

Murthell Groenhart toca el cielo en Atenas

Murthell Groenhart
Groenhart alcanza a Darryll Schitman con un ‘high kick’ en su combate en el Santiago Martín. / SERGIO MÉNDEZ

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

El Predator hizo honor a su nombre y se cenó a los tres rivales que se pusieron en su camino hacia el título de campeón del K1 Rising Max. Murthel Groenhart, buen amigo de Tenerife, donde peleó en las dos ediciones del It’s Showtime que se celebraron en la Isla es, desde este sábado, el rey del kickboxing mundial dentro del peso medio.

El de Surinam llegó a la cita como víctima y acabó la noche llevándose el cheque de los 300.000 dólares para el ganador ante un pabellón Oaka, en Atenas, volcado con Groenhart, verdugo, precisamente, del ídolo local, Mike Zambidis. La noche estaba diseñada para que Zambidis ganara. El griego iba por la parte fácil del cuadro, tenía un rival fácil en la primera ronda, el adolescente británico Reece McCallister y tenía todo de cara para meterse en la gran final donde, seguramente, con el apoyo de su público, acabaría ganando.

Zambidis cumplió venciendo a McCallister con solvencia pero en semifinales se topó con un Groenhart muy fresco. El de Surinam liquidó por la vía rápida al japonés Kido con un tremendo high kick y afrontó la semifinal contra el favorito local con poca presión. En el primer asalto hizo valer su mayor envergadura. Parece imposible que con su poderío físico pueda dar los 70 kilos. Por eso Zambidis pareció un pelele. Lució lento, torpe y miedoso ante un Predator dominador que ya en el primer asalto provocó una cuenta de protección sobre Zambidis. El griego no tuvo recursos y acabó el asalto con un corte en el pómulo que ponía en peligro su continuidad sobre el cuadrilátero.

El público heleno trató de llevarlo en volandas. Animó hasta la extenuación a su ídolo, pero en ese ambiente Groenhart se siente como en el salón de su domicilio particular. Ya lo dejó claro en Madrid cargándose al local Rafi Zoueir y también en Arona cuando venció por decisión médica al grancanario Máximo Suárez, uno de los púgiles favoritos del público canario.

A Zambidis no lo pudo rescatar nadie. Groenhart siguió castigándolo con manos, piernas y rodillas y el griego volvió a ser atendido por los médicos antes del final de un segundo asalto en el que no le llegó con ningún golpe claro a su rival. En el descanso, la esquina del púgil heleno optó por adoptar la decisión más sensata. Zambidis levantó la mano de su rival y el público nombró a Groenhart como su favorito para el duelo por el título.

El ucraniano Artur Kyshenko, que había vencido a Chris Ngimbi en primera ronda, se encontró con Andy Souwer en semifinales después de que Souwer Power se deshiciera de Andy Ristie en cuartos. Kyshenko venció a Souwer a los puntos en un duelo de mucho desgaste y notó el cansancio en la final. Pese a ello el ucraniano tiró a Groenhart, su compañero en el Mike’s Gym, en el primer asalto, pero en el segundo episodio el Predator le pasó por arriba para tocar el cielo ateniense con su victoria por KO.

[apunte]

Groenhart: “En 2013 estaré de nuevo en Tenerife porque me encanta pelear allí”

Murthell Groenhart atendió a DIARIO DE AVISOS el día después de su brillante triunfo en Atenas donde la única presencia tinerfeña fue la de Javier Rolo después de que Zeben Díaz se quedara sin pelear en la gran gala final.

-¿Ya se ha dado cuenta de que es el campeón del mejor torneo del mundo?

“Aún no me lo creo. Estoy muy contento por el triunfo y muy agradecido a la gente de Grecia. Cuando le gané a Zambidis pensé que se iban a poner en mi contra, pero ha sido todo lo contrario, me he sentido muy querido”.

-¿Cree que salió beneficiado por ir por una parte teóricamente más sencilla del cuadro de eliminatorias?

“Para mí Kyshenko era el favorito. En los entrenamientos siempre me hace mucho daño pero creo que sí me benefició que se eliminara con Souwer y que yo llegara más entero a la final”.

-¿Esa condición de favorito de Kyshenko y Zambidis le restó presión y le hizo estar más tranquilo?

“Yo nunca siento presión en las peleas, disfruto con ellas”.

-Demostró una gran fortaleza física y mental y también madurez para recuperarse de la caída ante Kyshenko y, sobre todo, para afrontar ese duelo contra un amigo…

“La final fue una gran pelea, pero me dio pena que haya sido contra mi amigo. Este deporte es así y los dos demostramos ser profesionales porque a lo mejor otros hubieran pactado algo pero nosotros habíamos hablado de que si llegábamos a la final íbamos a darlo todo por respeto al torneo más importante del mundo y a todos los aficionados”.

-¿Elegirá Tenerife para tomarse unas buenas vacaciones?

-“Me encanta Tenerife. En 2013 estaré de nuevo allí para pelear porque me encanta la Isla y el ambiente de las veladas. Llamaré todos los días a Javier Rolo para que cuente conmigo otra vez”.

[/apunte]