comunicación >

Noemí y María, de Gran Hermano, se desnudan en el calendario 2013 de ‘Interviú’

J. J. G. | Santa Cruz de Tenerife

Las concursantes de la última edición de Gran Hermano 12+1, Noemí Merino y María Sánchez, fueron las elegicas por la revista Interviú para su ‘calendario 2013′.

Reconocidas enemigas en el concurso, tanto la conejera como la jerezana han sido dos de los desnudos espectaculares y valorados por los lectores del semanario en este año 2012, por tanto, no es de extrañar que sean las protagonistas de esta nueva entrega en la que se dará la bienvenida al próximo año parecen haber limado sus diferencias.

Dentro del proprama no se aguantaban, pero las concursantes no han dudado en repetir juntas un sexy posado para la revista. María y Noemí aparecen juntas y sonrientes como si nada hubiese pasado. Quién lo diría tras las palabras que se dedicaron la una a la otra durante su paso por el concurso.

Individualmente protagonizaron un espectacular reportaje en Interviú, destacando la canaria que en julio llegaba a la portada todavía en la cúspide del revuelo que había levantado su participación tanto en el Gran Hermano de España como en su intercambio en Brasil, donde mantuvo un encuentro amoroso con un participante mientras mantenía otra relación con otro concursante en la casa de Guadalix. Además, recuperaba su energía arremetiendo contra Mercedes Milá y la dirección del programa.

Ahora, ambas posan juntas para componer las fotografías de los próximos 12 meses en este calendario. El adelanto es una fotografía en la que aparecen posando sonrientes de espaldas y enseñando el trasero. Sus nalgas dibujan el año 2013, cada número en una de ellas dibujado con lápiz de labios. Eso sí, a la sexy instantánea le acompaña una sugerente leyenda: “Disfruta 12 meses con María y Noemí, o con Noemí y María, según prefieras”. No vayan a crear un problema también con quien se nombra en primer lugar.

Tras su polémico paso por el concurso recupera su energía en un espectacular reportaje en el que arremete contra Mercedes Milá y la dirección