X
Santa Cruz de Tenerife >

Nueva acampada ciudadana ante Bankia por sus incumplimientos

   

La sucursal de la entidad bancaria ubicada en la calle Valentín Sanz de Santa Cruz amaneció rodeada de tiendas de campaña. / FRAN PALLERO
 

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Las tiendas de campaña de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas de Tenerife (PATH) volvían ayer a las puertas de Bankia ante el “incumplimiento” del acuerdo llegado por la entidad con el Ayuntamiento de Santa Cruz para la concesión de dos daciones en pago y un alquiler social. Carmen Omaña, la primera de las afectadas por el acuerdo y que logró inicialmente el alquiler social, ha tardado más de un mes en obtener las llaves de su casa “y mediante presiones” explica Inma Évora, portavoz de la PATH. La plataforma acusa a Bankia de saltarse de manera individual el acuerdo alcanzado en el despacho del alcalde el pasado mes de octubre cuando “con el alcalde, concejales y directivos de Bankia se aceptó la propuesta de la dación en pago y alquiler social”.

“Entonces -relata Évora- no se aceptó ponerlo por escrito y el alcalde intervino para dar fe del acuerdo verbal al que se había llegado y ahora no solo no lo cumplen sino que negocian de forma individual con los afectados y con amenazas”. La portavoz de la plataforma asegura que para que Carmen Omaña consiguiera el alquiler social “ha sido necesario multitud de papeles e incluso la han hecho firmar un documento que no obliga a nada al banco y sí a Carmen, diciéndole que en cualquier momento la pueden echar porque el Ayuntamiento no ha pagado”.

Pero sin duda el caso más sangrante es el del joven Alejandro Remiro, al que se le ofreció la dación en pago, extremo que ahora se niega a aceptar la entidad. “Bankia le ha dicho que su piso va a ser vendido al banco malo por 50.000 euros pero la tasación que hace la entidad es de 80.000 y la hipoteca de Alejandro es por más de 120.000”, explica Évora. “El banco le ofrece -continúa la portavoz de la PATH- cubrir la diferencia hasta los 80.000 y para los 35.000 euros restantes le pone sobre la mesa una hipoteca de 40 años con la garantía de la casa de su madre”. Respecto a la tercera afectada, Inmaculada Estupiñán, “ni siquiera se han puesto en contacto con ella, se paralizó su desahucio pero nadie le ha dicho nada de su dación en pago”.

A LA ESPERA DEL ‘BANCO MALO’

Para Évora resulta evidente que Bankia y otras entidades están demorando cualquier tipo de acuerdo a la espera de que se dé curso a la apertura del banco malo y una vez que entreguen a él sus propiedades ya no tendrán responsabilidad alguna sobre las negociaciones que queden pendientes. Especialmente dura fue la portavoz de la PATH con la actitud de los responsables de la sucursal de Bankia ubicada en Valentín Sanz. “Es indignante la actitud del director, quien amenazó a Alejandro esta mañana (por ayer), tras instalar las tiendas, con cerrar su expediente y quedarse con su casa y la de su madre”.

En la tarde de ayer, representantes de la PATH se reunieron con el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Santa Cruz para exponer la situación creada por la entidad financiera y buscar soluciones, una cita a la que Bankia se negó a asistir.