santa cruz>

Piden 155.000 euros por el desplome del Intercambiador

fp intercambiador70427.jpg
Hoy se cumple un año del desplome del falso techo. | FRAN PALLERO

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En el día de hoy, 13 de diciembre, se cumple un año del derrumbe del falso techo del Intercambiador de Transportes de la capital tinerfeña. Durante la madrugada de ese martes 13 tuvo lugar el incidente que ocasionó que el hall de este espacio estuviera cerrado durante unos dos meses, con la consiguiente clausura para los comercios que alberga.

Según ha podido saber DIARIO DE AVISOS, los daños ocasionados por este suceso, al igual que las pérdidas de los establecimientos afectados, se cifran en más de 350.000 euros. Este dato se desprende al sumar las cantidades en pérdidas solicitadas por los comerciantes, que alcanzan los 85.000 euros; y la demandada por la compañía insular de transportes TITSA, de 70.000 euros; con lo que suman 155.000 euros, aparte del presupuesto de inversión de la consejería de Obras Públicas del Gobierno canario, que, como mínimo, ha sido de 200.000 euros, según las fuentes consultadas. A pesar de las elevadas cuantías, los tres establecimientos afectados no han recibido la aportación, aunque, probablemente a lo largo de las próximas semanas la compañía aseguradora adelante una parte. Esto se debe a que recientemente el Gobierno de Canarias ha determinado las responsabilidades.

Los tres comercios afectados (que piden 6.500, 30.000 y hasta 49.000 euros) solicitan no solo las pérdidas ocasionadas por el desplome sino también las provocadas durante el cierre de la infraestructura. Después de un año desde el suceso, los afectados aseguran que aunque han recuperado gran parte de la clientela, aún las ventas no son como las de antes, “quizás también por la crisis”. A estas cantidades se suma la inversión llevada a cabo por el Ejecutivo regional, como propietario del inmueble. Aunque la Consejería regional de Obras Públicas no se ha pronunciado al respecto, las fuentes consultadas precisan que la aseguradora adelantó a principios de año una cuantía de 200.000 euros para las labores de reparación, aunque no se descarta que la inversión sea mayor.

CAUSAS DEL SUCESO
Una vez examinada la documentación, la conclusión -según indicó ayer en una nota la Consejería de Obras Públicas- es que la causa del siniestro fue el mal funcionamiento de las pinzas metálicas que formaban parte del sistema de suspensión del falso techo. Además, las resoluciones señalan que el desplome se originó en las proximidades de la cabina de teléfonos del vestíbulo. La instrucción del expediente entiende que la elección del sistema de suspensión no definido en el proyecto se debió concretar durante la ejecución de la obra por la dirección facultativa.
Por ello, se considera responsables, de forma solidaria, tanto a la dirección facultativa como a las empresas contratistas de la obra de instalación del falso techo. Finalizada la vía administrativa, solo resta la vía judicial.