El Tanque >

Los políticos también sufren

Gobierno local El Tanque (MOISÉS PÉREZ)
Tres de los cuatro miembros del Gobierno que no cobran. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | El Tanque

En cualquier foro público, en la plaza de un pueblo o en una conversación de café, la frase más socorrida para catalogar la actividad política suele ser siempre la misma: “Los políticos están en el gobierno para tener un buen sueldo”. Pese a que algunos responsables públicos están en el ojo del huracán por méritos propios, otros en cambio, palpan de primera mano el duro ejercicio de trabajar y no cobrar por ello.

En el municipio de El Tanque, el grupo de gobierno de PSOE-PP, representa el otro lado del servicio público: llevan varios meses sin recibir remuneración alguna por desempeñar sus funciones, tras el apoyo de un concejal tránsfuga del PSOE, Pablo Estévez, a Coalición Canaria (CC) que ha servido para tener mayoría y dictaminar la aniquilación de sus honorarios.

Así, el alcalde, Román Martín (PSOE); la concejala de Hacienda, Nélida Cairós (PSOE); el concejal de Urbanismo y Agricultura, Isidro Gorrín (PP), están a tiempo completo y con dedicación exclusiva, mientras que el edil de Cultura y Fiestas, Jonny Carmenaty (PP), y la responsable de Servicios Sociales, María de la O (PSOE), tiran de sus trabajos como administrativo y artesana. La hipoteca, sin paro, el transporte, pagar las letras… se antojan como sacrificadas pruebas que no saben hasta cuándo podrán soportar. Algunos viven con los sueldos de sus parejas y otros con ayuda de su familia.

El regidor socialista lo tiene claro: “Se trata de una moción de censura encubierta con la que pretenden desgastarnos”. En este sentido, asegura que “decidieron quitarnos competencias en la Junta de Gobierno, pero ellos no trabajan; es intolerable y un esperpento en toda regla”. Él, vive con el sueldo de 750 euros de su novia y con eso tiene que afrontar el alquiler y el coche, entre otros pagos.

“La oposición nos boicotea todas las propuestas. Es increíble, propusimos que una de las concejalas fuera a las reuniones del Consorcio de Tributos y CC votó en contra, autonombrándose representantes ante esta entidad y cobrando las dietas de asistencia; es inaudito”, se lamenta.

En todo momento, el alcalde agradece el apoyo mostrado por la nueva ejecutiva del PSC-PSOE a nivel insular. “Ellos me han defendido y tendido una mano ya que son conscientes de mi situación. A raíz de una modificación en el artículo 197 de la Ley Electoral para el antitransfuguismo, se ha facilitado que la oposición se rebele contra el alcalde cuando quiera”.

Gobierno local El Tanque
El grupo de gobierno no puede percibir un sueldo debido a que CC y Pablo Estévez (PSOE) tienen mayoría./ DA

SITUACIONES SIMILARES

Sus otros dos compañeros también pasan por una situación similar. Isidro Gorrín mantiene la nave gracias al sueldo de 1.000 euros de su mujer. No obstante, tiene claro que aguanta en el Consistorio tanquero por el gran grupo humano que ha encontrado. “Dicen que el político se agarra a lo que sea, pero con nosotros se ha demostrado que eso no es así. Mi sueldo eran 1.400 euros y, hoy en día, estoy sin dinero; pienso llegar a 2015”, subraya.

Entre bromas, comenta que en ocasiones, Carmenaty le invita al café de la mañana. La tercera superviviente es Nélida Cairós. Con una envidiable dignidad, esta mujer subsiste con la prejubilación de su marido que asciende a 400 euros. “Tenemos muchos gastos y es realmente duro, intento ver las cosas con optimismo y velar por nuestros vecinos; no entiendo el por qué de esta decisión”, apunta.

Sin tantos apuros, Carmenaty dedica unas cuatro horas a su labor municipal. “Yo puedo aguantar pero mis compañeros están al límite. Desempeñaré mi cargo con garantías ya que el ciudadano te pide que luches. Entré por devoción y seguiré por convicción”, manifiesta.

Por último, María de la O, también lleva una vida laboral “bastante complicada” y se tiene que enfrentar a la escasez de trabajo y a su labor en la Administración local. Su compañera de Gobierno pondera su sacrificio por el servicio al ciudadano. El municipio grancanario de Teror abrió la veda y El Tanque siguió su estela. Los implicados anuncian que habrán más casos parecidos en el Norte: “Santa Úrsula puede ser uno de los candidatos”, auguran.