Presupuestos generales comunidad >

PP destina 67 millones más a servicios básicos en enmiendas presupuestarias

EFE | Santa Cruz de Tenerife

El grupo Popular en el Parlamento de Canarias presentará 159 enmiendas parciales al proyecto de ley de presupuestos autonómicos para 2013, en las que propone destinar 67,1 millones de euros más a sanidad, educación, empleo, políticas sociales e incentivos a los sectores productivos.

Esos fondos adicionales debe descontarse del gastos para el sostenimiento de la estructura administrativa autonómica, según dijeron en rueda de prensa los representantes del PP, que anunciaron que entre sus enmiendas figura la privatización de la Radiotelevisión Canaria y la creación de una oficina “neutral” de control del gasto público que garantice el cumplimiento del plan de estabilidad.

Asier Antona, presidente del grupo parlamentario y secretario general del PP de Canarias, dijo que el PP pretende con sus enmiendas corregir el presupuesto de CC y PSOE porque en su opinión sólo persigue “proteger su forma de vida”, basada en un sector público desmesurado, a costa de recortar la financiación de los servicios públicos que reciben los ciudadanos.

De las 159 enmiendas parciales, 47 se dirigirán a modificar el texto articulado del proyecto de ley de presupuestos autonómicos y 112, por un total de 67,1 millones de euros, para los servicios sociales, el empleo y la reactivación económica.

La portavoz parlamentaria del PP, Australia Navarro, detalló que de la reasignación de prioridades presupuestarias que proponen, el 64 por ciento será para políticas sociales y empleo, el 25 por ciento para apoyar a los sectores productivos y el 11 por ciento a otras políticas.

La política sanitaria, de aprobarse las enmiendas del PP en el Parlamento, contaría con 15,9 millones de euros más que la cantidad propuesta por el Gobierno de Canarias, ocho de ellos destinados directamente a la reducción de las listas de espera.

Para educación serían 8,5 millones más, sobre todo destinados a las universidades y a investigación y desarrollo, para empleo 10,6 millones extras y para políticas sociales un incremento de 5,5 millones.

Entre las propuestas sociales del PP, figura la creación de un fondo de emergencia de tres millones de euros para sostener los bancos de alimentos, atender la exclusión y paliar las necesidades de los afectados por desahucios y ejecuciones hipotecarias.

También propone el PP aumentar las partidas para la prestación canaria de inserción, para el plan concertado de políticas sociales y para las transferencias a los ayuntamientos.

Otras propuestas del grupo popular se dirigen a aumentar los fondos para el Hospital Materno Infantil, el Hospital de la Candelaria, el Hospital de Fuerteventura y los hospitales del norte y del sur de Tenerife.

Las enmiendas populares incluyen tres millones de euros más para vivienda protegida y vivienda joven, 2,5 millones más para los parques nacionales, un millón más para seguridad y emergencias y dos millones más para el pabellón Mundobasket.

El diputado del PP responsable de economía, Jorge Rodríguez, anunció que su grupo propondrá medidas para controlar el gasto público, entre ellas la creación de una oficina de control presupuestario “dirigida por alguien neutral” y un plan de reordenación de la administración autonómica, con seguimiento trimestral de las cuentas de las sociedades, entes y fundaciones públicas.

Las enmiendas del PP incluyen la privatización de RTVC, la supresión de las oficinas en el exterior, la limitación de sueldos altos cargos y restricciones para que el Gobierno realice ampliaciones de créditos presupuestarios, dijo Rodríguez.

Otra propuesta es la creación de un registro sobre el personal de alta dirección de las empresas públicas para garantizar la transparencia de sus retribuciones.

El diputado del PP anunció una propuesta para que se apruebe un plan de pago a proveedores que evite que el Gobierno de Canarias sea “el principal moroso” de las islas.

Rodríguez dijo que otra de las enmiendas propone la supresión del nuevo impuesto a envases no retornables cuya creación está contenida en el proyecto de presupuestos.