POLÍTICA > PRESUPUESTOS AUTONÓMICOS 2013

Los recortes, vistos para sentencia

Presupuestos Canarias 2013
En primer plano, diputado socialista, y al fondo, los parlamentarios de PP y NC, durante la comisión parlamentaria en que se trataron los presupuestos de 2013. / FRAN PALLERO

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Los polémicos presupuestos autonómicos de 2013, en los que pocas partidas se salvan de la quema, pasaron ayer su último trámite antes de que su aprobación definitiva la próxima semana. Estaba previsto que eso ocurriera el día 27, pero el veto que presentarán dos diputados herreños disconformes con el trato a su isla en las cuentas (el socialista Alpidio Armas y el popular Agustín Padrón) hará que el visto bueno final tarde uno o dos días más, a lo sumo.

Ayer, en comisión parlamentaria, ante una desolada mesa para la prensa, los dos grupos que sustentan el Gobierno pasaron como un rodillo por las enmiendas del PP, al que aprobaron sólo una de las 166 presentadas. El portavoz popular, Jorge Rodríguez quiso, sin éxito, “mover” más de 45 millones para “una agenda reformista” de reducir gastos superfluos, y ampliar los recursos para sanidad, empleo, educación, agricultura, ganadería, obras públicas y turismo. El PP planteó además suspender pluses a altos cargos y personal de confianza, al tiempo que pidió privatizar la Radiotelevisión Canaria. Como excepción que confirma la regla de la apisonadora, el PP sólo logró una testimonial modificación en la exposición de motivos de la ley presupuestaria para considerar la educación como “valor primordial “, aunque CC y PSC pusieron como condición que se incluyera también la sanidad.

José Miguel Ruano (CC) manifestó que las enmiendas del PP reflejaban “un gran desconocimiento de la administración canaria, pues hablan de reducir complementos a la productividad de los altos cargos cuando esto no existe”. “Es falso y notoriamente injusto”, apostilló.

Con Nueva Canarias (NC), los socios del gobierno ya habían transado la víspera enmiendas, y ayer dejaron para el pleno final la propuesta, hecha por Román Rodríguez, de modificar los tipos del impuesto a los cigarrillos y al tabaco rubio de picadura, acordando además con el sector que no se pierdan empleos. El expresidente del Gobierno y diputado grancanario intentó descabezar las cuentas de 2013: “Demuestran falta de visión, no ayudan en nada a salir de la crisis, deprimirán más aún la economía, provocarán más pérdida de empleos y deteriorarán servicios sociales; es una ley sin remedio”.

IMPUESTOS AL TABACO

El líder de NC abogó por recortar menos y subir impuestos (el de Transmisiones Patrimoniales del 6,5% al 7%, el de Actos Jurídicos Documentados y los del tabaco), así como luchar contra un fraude fiscal “de niveles inimaginables” en Canarias, un 30%. Reprochó además que no haya políticas específicas contra la pobreza pese al “escalofriante” 34% de población en riesgo de exclusión social, 12% superior a la media española. Ruano replicó que CC no es partidaria de subir impuestos, para ayudar al funcionamiento de la economía. Por su parte, el también diputado de CC José Miguel Barragán, admitió que deberían coordinarse las cuatro administraciones públicas en un plan contra la pobreza.

Entre las enmiendas sobre las que puede haber acuerdo en el pleno final figuran una de CC y PSC y otra del PP, para destinar fondos a recuperar la economía herreña de los efectos de la actividad volcánica en el turismo.

Precisamente al PP se le rechazó una enmienda para dar 200.000 euros a la Bajada de la Virgen de Los Reyes. Barragán alegó que ya hay 45.000 para las fiestas lustrales de El Hierro y La Gomera.“Y espero que nadie ponga el grito en el cielo porque no haya más dinero para fiestas”, zanjó, con cierto sarcasmo.

 

[apunte]

Cierre de oficinas en las capitales

El previsto cierre de las oficinas de la Audiencia de Cuentas en Gran Canaria y  las del Diputado del Común en esa isla y en Tenerife dependerá de que se justifique, en cada caso, que es más caro desmantelarlas que mantenerlas. Y, aún así, las que sobrevivan se mudarán a un inmueble ya público, para evitar costes de alquileres y el mantenimiento. Así lo explicaron ayer a este diario fuentes del grupo de CC-AHI-PNC, que inicialmente, con PSOE, había incluido esta enmienda, a propuesta de la Mesa del Parlamento, sin poner ninguna salvedad a la supresión de estas oficinas. Fue José Miguel Ruano (CC) quien ayer en la comisión pidió que no se eche el cerrojo si “por funcionalidad y ahorro económico” conviene mantener alguna en otra isla distinta a la de su sede oficial. Y así quedó la enmienda, que no fue apoyada por NC, al aducir que cerrar la Audiencia en Las Palmas puede resultar “más caro” que mantenerla.

[/apunte]