VIALIDAD >

La tasas por el combustible irán a mejorar las vías de La Palma

Vialidad La Palma - Derrumbes
Las carreteras en los últimos temporales han hecho más visible todavía su mal estado. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de La Palma

El Cabildo palmero destinará la recaudación de las tasas de la exacción sobre el consumo de combustibles de automoción en la Isla, que recaerá sobre las distribuidoras, a la reparación y conservación de la red insular de carreteras. Es una de las fórmulas “viables” que también acordó la Federación de Cabildos (Fecai) y que apoyó el Partido Popular en Gran Canaria, y que pese a todo fue votada en contra por los conservadores en la institución palmera. Esa fue la recriminación que realizó “sorprendido por esta postura sin lógica”, el vicepresidente Anselmo Pestana, en nombre del grupo de Gobierno.

La consejera insular de Hacienda, Cristina Hernández Carnicer, ausente del último pleno, había anunciado que el asunto llegaría a pleno para dar el visto bueno de la Corporación insular a esta nueva ordenanza reguladora, que fija la tasa en la cantidad de 0,02 euros por litro, un porcentaje “mínimo” que permitirá “recaudar unos 500.000 euros para las carreteras de la Isla”, señalaron desde el grupo de Gobierno.

El portavoz del Partido Popular defendió el voto en contra de su grupo explicando su temor de que “recaiga sobre los palmeros”. Nacionalistas y socialistas defienden que la ordenanza permitirá hacer frente a gastos imprescindibles para mantener las carreteras de la Isla en unas condiciones mínimas, frente al deterioro que vienen sufriendo por la falta de inversión en la materia, de lo que se quejan cada vez con mayor frecuencia los usuarios de las vías públicas.

La propuesta de los populares en La Palma, planteada semanas atrás y reiterada en el último pleno, pasa por paralizar durante un año la obra de la carretera del sur de La Palma, para destinar esa inversión a la inversión en el resto de vías.

Hernández Carnicer ha destacado el carácter finalista de esta ordenanza fiscal, de forma que el importe de la recaudación se destinará a la conservación de la red de carreteras y otras políticas de transporte terrestre.

Esta es una tasa que deben pagar los operadores que suministran la gasolina y el gasóleo a las gasolineras, siendo estos los que deciden si el mismo repercute en el precio final para el consumidor, dado que el precio del combustible es libre y cada operador marca su tarifa.

Además, esta tasa excluye en su aplicación a determinados colectivos, como por ejemplo los que utilizan gasóleo agrícola, o determinado transporte que realiza un servicio público, como los taxistas o las guaguas.

Cabe destacar que tras los últimos temporales del mes de noviembre, se ha agudizado todavía más la precaria situación en la que se encuentran las carreteras palmeras que requieren de una intervención urgente para su mejora y para la que no existe una financiación especial por parte de la Administración.