TENERIFE > SUR

El tendido eléctrico opera con menos de la mitad de la tensión prevista

Tendido eléctrico Granadilla - Arona
El tendido eléctrico desde Granadilla hasta Arona lo componen 86 torres paralelas a la autopista del Sur. / da

NICOLÁS DORTA | Arona

El tendido de alta tensión desde Granadilla hasta Arona, inaugurado el 16 de mayo de 2007, fue una obra faraónica que costó finalmente 18 millones de euros. Se construyó para paliar la demanda energética producto del brutal crecimiento turístico y el auge del ladrillo de viviendas y edificios en el Sur de Tenerife desde los años noventa. Lo cierto es que esta instalación, realizada por Endesa y actualmente gestionada por Red Eléctrica Española, diseñada para transportar 220 kilovoltios en un tendido de doble circuito, solo está funcionando con 66 kilovoltios. Es decir, menos de la mitad. Así es desde la central de Granadilla hasta la subestación de Los Vallitos, actualmente paralizada por la falta de autorización de la Consejería regional de Industria.

El Ejecutivo autonómico se basa en la aprobación del Real Decreto Ley 13/2012 de 30 de marzo por el que se transponen directivas en materia de mercados interiores de electricidad y gas, y en materia de comunicaciones electrónicas, adoptándose medidas para la corrección de las desviaciones por desajustes entre los costes e ingresos de los sectores eléctrico y gasista. Según Industria, no se puede dar ninguna autorización administrativa a ningún proyecto, ni nuevo, ni en trámite.

Con la potencia actual de 66 kilovoltios, según fuentes de Red Eléctrica, de momento se cubre la demanda, pues hay que tener en cuenta que dicho consumo ha bajado en los últimos años debido a una paralización general de la construcción de viviendas o grandes edificios.

Red Eléctrica admite que todavía no se ha resuelto la autorización administrativa, o más preciso, la declaración de impacto ambiental del expediente en tramitación que permitiría la evacuación a 220 kilovoltios de la subestación de Los Vallitos con el resto de la red de transporte. Se trata de una línea de aproximadamente cuatro a kilómetros de longitud, añaden.

Por lo tanto, dice Red Eléctrica que una vez se resuelva este expediente se podría poner en servicio la subestación a la potencia máxima y la línea del Sur, algo ahora poco probable, pues “todo proyecto de estas características se pide que se saque a información pública, a lo que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo está informando negativamente, por lo que de seguir adelante se podría incurrir en prevaricación”, explican desde la Consejería de Industria.

SIN CORTES IMPORTANTES

Cabe citar que a partir de que la línea comenzó a operar en 2007 no se han producido cortes de luz importantes, salvo por inclemencias meteorológicas. Las turbinas instaladas en Oroteanda (Arona ) y Los Pajales (Guía de Isora) siguen ahí, aunque, según fuentes de Endesa, prácticamente no se utilizan. Estos motores capaces de autogenerar electricidad sirvieron de parche mientras las torres se levantaban.

En su día las turbinas provocaron quejas y denuncias por parte de plataformas ciudadanas, sobre todo en Guía de Isora, por las posibles afecciones medioambientales generadas en una zona de fincas, y por la falta de autorizaciones, que incluso llegaron a paralizarlas.

En medio del debate de la demanda eléctrica se produjeron igualmente cortes de luz, en más de una ocasión para “aclarar” que esta línea era necesaria. Fuentes de Red Eléctrica explican que se mantendrá la obra de 220 kilovoltios “porque era lo que estaba planificado”, a pesar de la bajada del consumo. Añaden que es una inversión de futuro y servirá para garantizar a los “clientes” de la zona Sur el suministro eléctrico.

Desde mayo de 2007 la imagen de la autopista a su paso por Granadilla no cambia: a través de la TF-1 se dibujan 86 torres y 91 apoyos sobre un tendido de 24 kilómetros. Su recorrido es producto de la solución “menos mala” tras la lucha ciudadana para impedir que atravesase el monte, como en un principio se planteaba, lo que creó el llamado espíritu de Vilaflor .