País Vasco > debate investidura de Urkullu

Urkullu reducirá en un 20% la estructura de las sociedades públicas vascas

EUROPA PRESS | Vitoria

El candidato del PNV a lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha comprometido a reducir en un 20% la estructura de los organismos y sociedades públicas dependientes de la Administración autonómica, tras lo que ha asegurado que su Ejecutivo será “el más reducido” del periodo democrático en Euskadi. Además, ha defendido la necesidad de que el País Vasco, que ya gestiona y tiene capacidad normativa sobre los principales impuestos, amplíe sus competencias a “todas” las figuras tributarias.

Urkullu ha dedicado buena parte de su discurso en el pleno de investidura que celebra este miércoles el Parlamento vasco a analizar la situación económica en la que se encuentra la comunidad autónoma, que ha calificado de “grave”.

El próximo Gobierno, tal y como ha señalado, deberá empezar a actuar con “urgencia” ante el contexto “extremadamente delicado” con el que se encontrará. Entre otros datos, ha recordado que las previsiones para el próximo año indican que el Producto Interior Bruto (PIB) caerá un 0,8 por ciento y que en 2013 podrían perderse otros 16.000 empleos.

Asimismo, ha subrayado que el Ejecutivo dispondrá de 700 millones de euros menos para su Presupuesto debido a la caída de la recaudación tributaria y que la capacidad de endeudamiento se reducirá en 500 millones de euros por los límites de déficit fijados por la Administración central.

“ARRIMAR EL HOMBRO”

A pesar de todo, se ha mostrado “optimista” porque Euskadi “tiene opciones para salir adelante”. El candidato ‘nacionalista’ ha subrayado que la propia Administración autonómica debe servir de “referencia” para el resto del sector público en cuanto a austeridad. Aunque ha afirmado que “no sobra ni uno solo de los trabajadores” de la Administración pública, ha subrayado que es necesario “arrimar el hombro”.

El próximo Gobierno vasco, tal y como ha manifestado, será “el más reducido de la democracia en Euskadi”. Para ello, se ha comprometido a reducir el número de departamentos. En la misma línea, ha anunciado que la estructura de las sociedades y organismos públicos de la Administración autonómica se reducirá en una cifra cercana al veinte por ciento.

En el apartado tributario, ha subrayado la necesidad de acordar una reforma del modelo fiscal que, en todo caso, “respetará los ámbitos competentes” en esta materia, es decir, las diputaciones y Juntas Generales. La modificación tributaria, tal y como ha indicado, deberá orientarse hacia la “progresividad, neutralidad y equidad”. Todo ello, con el fin de garantizar la “sostenibilidad de la financiación de los servicios sociales”.

Urkullu ha planteado la necesidad de “ampliar” las capacidades que en esta materia recoge el Concierto Económico. En concreto, ha reclamado que Euskadi tenga capacidad normativa en todos los tributos concertados y que amplíe sus competencias a “la totalidad de las figuras impositivas”. En la actualidad, las instituciones forales vascas tienen capacidad normativa en los principales impuestos, salvo en el IVA.

“DIPLOMACIA ECONÓMICA”

En materia de empleo, se ha comprometido a impulsar un plan de choque, en colaboración con las diputaciones y los ayuntamientos. También ha anunciado la creación de líneas de apoyo a pymes y autónomos. Urkullu ha apostado por contribuir a la internacionalización de las empresas vascas a través de una estrategia de “diplomacia económica”.

Urkullu, que parte de una situación de minoría parlamentaria al disponer el PNV de solo 27 de los 75 escaños del Parlamento vasco, ha defendido la necesidad del “diálogo y la concertación” para aprobar los Presupuestos de 2013, de los que ha alertado que el capítulo de ingresos será inferior en un diez por ciento al de este año. Ante esta situación, ha avisado de que realizará una propuesta presupuestaria “realista”.

Tras destacar la necesidad de facilitar la aprobación de las cuentas de las principales instituciones vascas para garantizar la estabilidad, ha advertido al resto de formaciones de que “en la situación de emergencia nacional y económica que vivimos, no entendería que alguien se negara a arrimar el hombro”.

POLÍTICAS SOCIALES

En el capítulo de las políticas sociales, ha afirmado que compatibilizará la austeridad y el rigor en el gasto con el mantenimiento de “unos servicios sociales de calidad para todas las personas”. Entre otras medidas, ha prometido que mejorará “la garantía y eficacia” de las ayudas sociales, sobre las que, además, impulsará “un mayor control”.

En materia de sanitaria, ha asegurado que mejorará la eficiencia del sistema vasco para garantizar el mantenimiento de su carácter “público y universal”.

URKULLU SE COMPROMETE A UN “ACUERDO ENTRE DIFERENTES” E INTEGRADORES

El líder del PNV, Iñigo Urkullu, se ha comprometido, durante su intervención en el pleno de investidura del lehendakari celebrado en el Parlamento vasco, a que esta sea la legislatura del “acuerdo entre diferentes”.

Tras 90 minutos de exposición de la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Laura Mintegi –que también ha presentado su candidatura a la Lehendakaritza–, Urkullu ha iniciado su discurso con una apelación a los acuerdos entre las diferentes formaciones políticas. “Nadie sobra y todos hacemos falta”, ha asegurado.

Además, ha subrayado que el Parlamento es el foro en el que las fuerzas deberán construir “el presente y futuro” de Euskadi porque ya no hay excusas para hacerlo en foros externos porque todas las fuerzas están representadas en la Cámara autonómica, que, en esta décima legislatura, es el exponente de “la democracia, la pluralidad, libertad”.

El próximo lehendakari ha asegurado que ésta será la legislatura de los “acuerdos transformadores” y de los acuerdos “entre diferentes”. “Mi afán es que así sea. Es mi palabra”, ha aseverado.

VÍCTIMAS

Iñigo Urkullu ha agradecido a todos los que les han precedido en esta legislatura, algunos “sufriendo en carne propia la coacción y el terrorismo, la muerte y la desolación”. El líder nacionalista ha señalado que han sido víctimas perseguidas “por sus convicciones e ideas”, a las que ha trasladado su “recuerdo y reconocimiento”.

En este sentido, el candidato a lehendakari ha asegurado que lo ocurrido no puede caer “nunca en el olvido, sobre todo, “para que no vuelva a ocurrir más”.

Por otra parte, el próximo lehendakari, Iñigo Urkullu, afirma que presentarán, en el primer trimestre del año, un proyecto de Presupuestos para 2013 “realista” y afirma que, en la situación de “emergencia nacional, de emergencia económica”, no entendería que “alguien se negara a arrimar el hombro.