reforma educativa >

Wert: “Aunque tuviéramos intención atacar la escuela en catalán no sería posible”

EFE | Madrid

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha asegurado hoy que el Gobierno no tiene “la menor intención” de atacar la escuela en catalán y ha dicho que, aunque la tuviera, “no sería posible”.

Wert ha respondido así en el Congreso de los Diputados a una pregunta del diputado de ERC Alfred Bosch sobre por qué quieren “liquidar” la escuela en catalán, a lo que ha dicho que el borrador del anteproyecto de la reforma educativa no tiene ese propósito y que el catalán tiene en el texto “como mínimo” el mismo tratamiento que el castellano.

El ministro ha defendido su anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) ante las críticas lanzadas en el Pleno del Congreso por el PSOE, ERC, PNV, PSC e ICV, y ha negado un ataque al modelo de inmersión lingüística en Cataluña, al tiempo que ha pedido que el debate se centre en lo “importante”, como, a su juicio, es el rendimiento de los alumnos.

El ministro ha insistido en que el anteproyecto no contesta la inmersión lingüística sino que trata de “conseguir” que se cumpla lo que el Tribunal Constitucional “dice que debe ser el modo de aplicación” de ese modelo.

“Se trata de una batalla absolutamente artificial”, ha respondido el titular de Educación ante los reproches por el tratamiento de las lenguas cooficiales en su reforma educativa. En el debate, los socialistas catalanes le han pedido su dimisión y ERC le ha advertido de que “no se moverán”, mientras mostraban un cartel en el que se podía leer ‘Keep Calm and speak catalan’.

“Nosotros no tenemos la menor intención de atacar la escuela en catalán”, ha insistido Wert, que ha reprochado a los diputados que no centren el debate en el rendimiento del sistema educativo, después de conocer este martes un informe internacional que “saca los colores a España”, pues dice que los estudiantes de 4º de Primaria tienen un conocimiento “muy deficiente” en Lengua, Matemáticas y Ciencias.

El diputado Alfred Bosch ha pedido al ministro que deje a los catalanes “un poquito en paz” y le ha advertido de que le importaba “poco” lo que respondiese a su pregunta porque tenía la seguridad de que el Gobierno no conseguiría “mover” ni “romper” a los catalanes por la lengua. “No nos moverán, no serem moguts”, ha repetido el diputado en catalán y en castellano.

Wert ha preguntado al diputado si había ido al Congreso a hacer una “pieza oratoria” o una “soflama” y le ha respondido que a él sí le importa “convencer a toda Cataluña”, a la que el diputado, ha dicho, no representa porque su partido tiene “23.000 votos más que el PP”.

El diputado de ERC ha dicho al ministro que en Cataluña están “hartos de aguantar su prepotencia” y ha insistido en que el Gobierno “no lleva buenas intenciones” pero ha “chocado con un gigante, con una nación” y se encontrará a “todo el mundo en defensa de un modelo de éxito”.

“Son la cuarta fuerza política en Cataluña y pretenden dictar qué lenguas hablamos. ¿Cómo lo harán, pondrán un guardia civil en cada aula?”, le ha preguntado.

El ministro ha respondido también al socialista Francesc Vallés, quien le ha preguntado si cree que su proyecto de reforma educativa contribuye a mejorar la convivencia lingüística en Cataluña y le ha dicho que debería “estar inhabilitado” para el cargo de ministro y dimitir “de manera fulminante”.

“El conflicto va a ser muy duro y muy largo y vamos a luchar hasta donde haga falta para defender la escuela catalana”, ha expresado el diputado.

En su respuesta, Wert le ha respondido que le trae “sin cuidado” que pida su dimisión, ha insistido en que el anteproyecto “no tiene nada que ver” con la utilización de las lenguas, y ha pedido a los que se oponen a su propuesta de reforma que sean “más modestos, busquen el sosiego y no la creación de climas artificiales de confrontación”.