X
sin objetividad > José Antonio Felipe Martín

Aquí unos desmentidos – Por José Antonio Felipe Martín

   

Este artículo es para usted, paciente lector, que a lo largo de los últimos meses ha leído tantos asuntos acerca del proceso de convergencia que, seguramente, ha podido llegarse a aburrir y que, también sin nosotros quererlo, ha llegado a tener cierta confusión de nombres, fechas, cifras y demás. Hemos intentado que tenga todas las opiniones posibles, nos hemos apoyado en documentos, hemos tirado de hemeroteca y hemos conseguido nuestro objetivo: hacer periodismo.

Más allá de desmentidos, toques de atención, llamadas y ataques que han rozado lo personal, nos hemos apoyado en las fuentes necesarias, las que algunos quieren descubrir como si fueran ellas las culpables de su manifiesta incapacidad para algunos asuntos. Si usted al final ha logrado crearse su propia opinión, hacerse su propia composición de lugar, estamos satisfechos porque en DIARIO DE AVISOS, sin insultos, pero con nombres y apellidos, intentamos contarlo todo. El compromiso es con ustedes, no con ninguno de los miembros que forman parte del proceso de convergencia.

Habrá nueva SAD, algo que ya contamos, el trasvase de acciones del Tenerife Baloncesto no fue permitido por el Consejo Superior de Deportes, como adelantamos la pasada semana, y la fusión quedó desmantelada el mismo día que los protagonistas de la misma se enrocaron sin darse cuenta de que el dinero que manejan es público y se encontraron con un Cabildo -eso es lo que dicen las otras tres partes por separado- que no tuvo la determinación necesaria siendo él el padre de la criatura, ya saben, el que le paga al niño la comida, el cole y los caprichos, los muchos caprichos, del baloncesto de Tenerife.

Los dos millones fijados por el CSD pueden ser más si se tiene en cuenta el posible desfase patrimonial de aquí a final de temporada, como sucediera con Obradorio este pasado verano, y sin patrocinador no pinta bien la cosa en lo económico para un Canarias que puede estar contrariado porque la parcela deportiva puede quedar en segundo plano en los últimos tiempos debido, otra vez, a que la fusión ha sido un desastre.

Eso no nos gusta, porque queremos tanto como ellos que Tenerife tenga un equipo referencia en la élite, pero el fin nunca justifica los medios. Quizás eso nos diferencia de otros. Seguiremos contando todo, algo que aquí, en el DIARIO, siempre nos dejan hacer.