X
LA PALMA >

La Caldera de Taburiente logra salvar su gestión este año, “por lo pelos”

   

La Caldera de Taburiente en la isla de La Palma

El Parque Nacional experimentará algunos cambios notables a raíz de la reducción presupuestaria. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente gestionará un presupuesto muy reducido este año, con una merma del 50% en su capitulo más importante, el de inversiones, que finalmente se queda con 894.000 euros. La cifra es especialmente baja comparada con la cuantía destinada solo tres años atrás, que ascendió a 2,4 millones de euros.

Pese a todo, la gestión del espacio natural más importante de la isla de La Palma y su principal atractivo turístico logra sobrevivir con un presupuesto global de 1,6 millones de euros, y sus limitaciones se reflejarán en la campaña contra incendios y en el, hasta este año, completo plan de actividades.

Así, según confirmaron fuentes de toda solvencia del Parque Nacional, “los encargos a Gesplan y a Tragsa se van a tener que reducir”, unas mermas a las que hay que sumar la menor contratación de personal para atender puntos de información, tareas de vigilancia y campañas de control de especies exóticas.

Los gestores del Parque están obligados este año a anteponer las “tareas más elementales” y dejar de lado proyectos necesarios, que ahora tendrán que esperar. Los tratamientos silvícolas para mantener y ampliar los cortafuegos en zonas sensibles se resienten en este nuevo y raquítico marco presupuestario, pasando a contar con una inversión 70.000 euros frente a las necesidades reales fijadas antes del cierre del pasado año y cifradas en 214.000 euros.

A la prevención de incendios se hará frente en este recién estrenado año con una partida total de 400.000 euros. Fuentes autorizadas del Parque Nacional recordaban este jueves que la inversión en 2012 en este mismo capitulo fue de algo más de 600.000 euros. Estas previsiones económicas, llevadas al terreno, se traducen en que llegado el momento de un incendio forestal, las horas críticas de su inicio serán afrontadas por grupos de trabajo más reducidos y con menos medios. Pese a todo, las mismas fuentes recordaron que “esta es una tarea en la que tiene las competencias el Cabildo y nuestros medios lo que hacen es ayudar, especialmente en los momentos iniciales en los que surge el incendio”.

El Patronato del Parque Nacional de Caldera de Taburiente sigue preocupado, pero al menos han logrado salvar la gestión de un Parque Nacional para el que los recortes, si la crisis económica no da un giro, podría empeorar en sucesivos presupuestos autonómicos. La merma de recursos económicos prevista para este espacio protegido. Se quejan abiertamente de que la proporcionalidad de los recortes no han sido iguales para todas las áreas del Gobierno, especialmente en las circunscritas a la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias donde se encuadra su presupuesto.

Este año pasará a la historia del Parque, a la espera de que la situación económica no empeore, en el que se han visto afectadas áreas como la prevención y extinción de incendios, la vigilancia, la información al visitante, la divulgación y la educación.