X
servicios sociales>

El recorte en el IASS hace peligrar los servicios y puede provocar un ERE

   

centro iass2.jpg

Estado de la fachada del Hospital Santísima Trinidad de La Orotava. | DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Con un recorte global de más de 10 millones de euros en dos años, y una deuda reconocida de casi 18 millones, el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (el IASS) del Cabildo de Tenerife se encuentra en una situación muy delicada, que incluso puede provocar la “supresión de numerosos programas y proyectos” y puede “abocar al personal a un expediente de regulación de empleo (ERE)”. Eso es, al menos, lo que vaticina el presidente del comité de empresa del organismo autónomo, José Luis Gutiérrez, quien asegura al DIARIO que la situación de los centros sigue siendo “insostenible”.

“Hay algunas infraestructuras que se encuentran en unas condiciones pésimas, a pesar de que en ellas hay colectivos tan sensibles como las personas mayores, menores y discapacitados”, subraya Gutiérrez, quien asegura que hay un importante “déficit de médicos, enfermeros y personal de limpieza, cocina y mantenimiento” en algunos de los centros que gestiona directamente el IASS. En este sentido, desde el comité de empresa explican que “no resulta lógico que se realice un recorte tan drástico en los recursos destinados al personal, mientras que en otras partidas del Cabildo, por ejemplo la destinado a cargos de confianza del área de Presidencia, se mantiene la asignación, e incluso prevé cerca de un millón y medio de euros para contratar asesores”.

AJUSTES OBLIGADOS
Para José Luis Gutiérrez, centros como los de La Orotava, Febles Campos o el Hospital de Los Dolores presentan “graves carencias y problemas de limpieza, higiene y salubridad”, sin que los responsables del IASS hagan nada para mejorar el mantenimiento. “Además, la plantilla está preocupada, porque en las residencias infantiles y centros de menores cada vez hay menos chicos, lo que lleva a pensar que se pueda plantear un ERE, porque muchos trabajadores ya han tenido que ser reubicados en otras áreas o servicios”, denota el presidente del comité de empresa, quien reitera que mientras algunos de los centros están casi “en estado de ruina”, tanto la consejera delegada Margarita Pena como el vicepresidente del Cabildo insular, Aurelio Abreu, “miran para otro lado”.

En la orilla opuesta, desde la Corporación insular manifiestan que el recorte en el IASS deriva de la obligación de contener el gasto, “no sólo por imposición de nuestro órgano matriz, el Cabildo, también por los recortes que está haciendo el Gobierno autonómico”, señalan las mismas fuentes, que niegan “rotundamente” que se vayan a suprimir alguno de los servicios o programas que ofrece en la actualidad el IASS. “El personal está cobrando puntualmente, e incluso el pasado día 4 percibió el plus de productividad que está contemplado en el convenio”, denotan desde el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, quienes señalan que las afirmaciones del comité de empresa son “interesadas”, porque sus miembros “se niegan a reducir su crédito de horas sindicales impuesto por el Gobierno”. Este periódico viene informando desde hace meses de los problemas económicos del IASS, que incluso provocaron la dimisión del gerente Santiago Marrero, y que han puesto en entredicho, entre otras, la red de atención a víctimas de violencia de género.

centro iass1.jpg

estado en el que están algunos de los baños que usan los niños del Hogar Sagrada Familia. | DA

[apunte]Grietas, humedades y escasa limpieza, entre otros problemas
Aunque el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) reitera que los centros de mayores, menores y discapacitados se encuentran en buen estado, la realidad es bien distinta. Así, en la imagen superior se pueden observar las grietas y humedades que presenta el Hospital Santísima Trinidad de La Orotava, donde además hay una alarmante falta de limpieza en algunas dependencias del mismo. De igual modo, sobre estas líneas se observa el estado en el que están algunos de los baños que usan los niños del Hogar Sagrada Familia, cuya residencia infantil lleva cerrada un mes por falta de menores y de presupuesto.[/apunte]