X
PUERTO DE LA CRUZ >

La Zona Comercial Abierta beneficiará a 800 empresas

   

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

El espacio para los comercios ocupa el centro de la ciudad. | MOISÉS PÉREZ

El espacio para los comercios ocupa el centro de la ciudad. | MOISÉS PÉREZ

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz espera tener para finales del mes de febrero el Plan Director de la Zona Comercial Abierta, un instrumento que beneficiará a cerca de 800 empresas relacionadas con el comercio tradicional y la hostelería. Esta elevada cifra tiene pondera la futura expansión prevista en el entorno de la estación de guaguas.

La luz verde a este importante documento trae aparejado la consignación presupuestaria de dos obras claves para la ciudad: el reacondicionamiento del paseo San Telmo y la calle Quintana. Además, el municipio será el primero en adaptarse a las directrices del Plan Insular de Zonas Comerciales Abiertas, por delante incluso de la zona centro de Santa Cruz o La Laguna.

La delimitación de su campo de influencia quedaría establecida de la siguiente manera: partiría desde la plaza de Europa, subiendo por San Telmo hasta llegar a Martiánez y rodaría la avenida de Colón para volver por la calle Aguilar y Quesada, dejando fuera el Centro Comercial Pirámides de Martiánez. A continuación, seguiría por la calle Valois para bajar finalmente por la calle Zamora; prácticamente todo el perímetro central de la ciudad.

Dicha herramienta para la dinamización integral del tejido comercial, en la que ha tenido un papel importante el Cabildo de Tenerife y el Consorcio de Rehabilitación, tendrá que pasar primero por exposición pública al tener carácter normativo. La realidad de este proyecto supondría la posibilidad de trabajar en la captación de recursos por parte del Consistorio, tales como las mejoras en el mobiliario urbano, la instalación de complementos estéticos específicos o la remodelación del viario urbano.

El concejal de Comercio y Desarrollo Económico, Lope Afonso, se mostró optimista ante la posibilidad de efectuar unas acciones que redundarán positivamente en la proyección de la ciudad. “Todas las actuaciones han sido consensuadas”, apostilló.

En su momento, la corporación insular y el Gobierno de Canarias dieron su compromiso para situar a la localidad como enclave comercial de primer nivel.

Ahora, los vecinos y empresarios dilucidarán si el consenso que asegura el edil portuense no se manifiesta en quejas y reclamaciones, tal y como pasó con las obras realizadas en la cercana calle de la Hoya.