X
victimas pederastia >

Alarcó propone hoy al Senado un trato mejor a víctimas de pederastia

   

Eusebio Dorta, Antonio Alarcó y Abel Román

Eusebio Dorta, Antonio Alarcó y Abel Román, tras una reunión en Santa Cruz de Tenerife. / DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Dos años después de que un grupo de tinerfeños decidiera movilizarse contra la pederastia a raíz de un caso surgido en un centro escolar del área metropolitana de la Isla, el senador por Tenerife Antonio Alarcó (PP) presentará hoy en el Senado una moción cuyos principales objetivos son mejorar la protección de las víctimas y prevenir los casos.

Este texto, aún pendiente de un acuerdo con los socialistas para lograr un mayor respaldo al mismo en la Cámara Alta, es el fruto del trabajo de aquel Frente Cívico contra la Pederastia, a cuyo frente siempre destacaron el activista social Abel Roman Hamid, el presidente de la Federación Insular de Tenerife de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fitapa), Eusebio Dorta, y el representante del Obispado y rector del Seminario y del Centro de Orientación familiar, Juan Pedro Rivero.

TRAMO FINAL

A la espera de posibles modificaciones en el tramo final de la moción, anunciada para el mediodía de hoy en la Cámara Alta, su contenido incluye revindicaciones que siempre figuraron en el ideario del frente cívico. Entre ellas destaca sobremanera que se constituya la declaración de los menores denunciantes como prueba preconstituida, para evitar que, como ocurre en la actualidad, las víctimas tengan que repetir una y otra vez ante extraños unos hechos sin duda traumáticos para ellos.

EN LAS ESCUELAS

Otra de las propuestas pasa por un protocolo preventivo que, sin duda, pasa por la conocida Regla de Kiko, que en la actualidad ya se enseña en los centros docentes de la provincia gracias al impulso dado tanto por el Obispado nivariense a través de los profesores de Religión como por la propia Consejería de Educación, que trabaja en esta dirección con el asesoramiento del especialista universitario Juan Capafons.

Pero sin duda uno de los aspectos más polémicos será la creación de un registro para los infractores de este tipo de delitos, concebido como otra modalidad para la prevención de una criminalidad que afecta, según recuerda el propio Capafons, a uno de cada cinco menores de edad.

En resumen, toda una batería de cambios legislativos -que cuentan a priori con el respaldo del Partido Popular- y que incluirá igualmente modificaciones sustanciales para el régimen de penas existente en la actualidad y, sobre todo, por el efecto de la reincidencia en la aplicación de éstas.