X
el fielato >

Alejados – Por José David Santos

   

Leyendo y escuchando lo que se ha dicho hoy en el Congreso de los Diputados da la sensación de que sus señorías, pese a todo lo que se dice, hace e, incluso, se implora, continúan sin pisar la realidad de las calles. Todo en la carrera de San Jerónimo sigue siendo un show impuesto por los partidos donde el juego “y tú más” aleja (sí, aún es posible tomar más distancia) a los ciudadanos de la política y el sistema democrático. Y es que, en parte, es (todo)el sistema el que está en caída libre. Ese es el gran riesgo de que se enquiste el problema, que el sistema al completo se deslegitime y surjan formas de gobernar aún peores. Aquellos que deben tomar decisiones no están dispuestos a correr riesgos, a enterrar sus privilegios y, de una vez, por ejemplo, cambiar nuestro más que deficiente sistema electoral (en Canarias es un debate que nunca se inicia) o la financiación de los partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales. Todas, absolutamente todas, las formaciones políticas en España abogan por esos modificados pero nadie le quiere poner el cascabel a un gato que ya no es que se esconda para evitarlo, simplemente, cual Garfield, se duerme a la espera de que pasen los lunes que tanto odia el felino creado por Jim Davis. Y de lunes al sol están más que hartos miles de ciudadanos. Hace unos días escuchaba a un alto ejecutivo de una multinacional hablar de optimismo, de la necesidad de desterrar que estamos peor que nunca y que para salir de esta lo único que hay que hacer es creérselo. Evidentemente, el señor no era español. Porque el gran problema es que la ilusión no es un diploma que se reparte en la primera esquina si se está sumido en el pozo de la desesperanza. Tienen que ser otros, los de arriba, los que con su ejemplo, tesón e inteligencia impulsen ese cambio. Visto y oído lo sucedido en el Congreso… Mal vamos.

@DavidSantos74