X
Santa Úrsula >

Ceden un huerto municipal de casi 2.000 metros a ocho desempleados

   

Agricultura Santa Ursula

El grupo de usuarios acude de lunes a viernes a trabajar la parcela que les ha prestado el Ayuntamiento. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Santa Úrsula

La agricultura como medio de subsistencia en tiempos de crisis. El Ayuntamiento de Santa Úrsula cede un terreno de casi 2.000 metros cuadrados para que ocho desempleados del municipio cultiven diferentes productos agrícolas y puedan autoabastecerse.

La iniciativa tendrá una duración de tres meses y será la antesala de la tercera fase del proyecto Vuelta al campo, en el que más de 150 personas se beneficiaron de un plan de formación en el sector de la horticultura y fruticultura como salida laboral. El terreno, situado en la parte trasera de la Casa de la Portuguesa, comprende amplias parcelas para el cultivo de hortalizas y la explotación de corrales. Como condición, los usuarios tendrán que mantener limpia la zona y cultivar los productos de la tierra de lunes a viernes, entre las 8.00 y las 14.00 horas.

El grupo de gobierno del Partido Popular (PP) y PSOE muestra su satisfacción por la repercusión en empleabilidad y formación que supone una medida de este calibre. “Tras el éxito del proyecto Vuelta al campo, hemos decidido hacer efectiva esta posibilidad mientras vamos poniendo en marcha la tercera fase de dicho plan; apostamos por la agricultura como vía de oxígeno para un importante sector de la población que está en paro”, sostiene.

La idea busca cualificar a un colectivo de personas en el sector de la horticultura para que se inserten laboralmente, tanto por cuenta propia como por medios externos, y puedan así prestar servicios al sector agrícola local. Los objetivos que pretende conseguir dicho propósito se dirigen a impulsar un sector creciente como es esta variante agrícola . Así, “se logrará ir poco a poco diversificando la estructura agraria del municipio”, destaca el gobierno de PP-PSOE.

CONTRA EL ABANDONO DEL SUELO

También se facilitaría la aparición de rentas complementarias vinculadas a las explotaciones agrarias tradicionales en la localidad y evitar así el abandono progresivo de las tierras.

Desde que el equipo de gobierno tomó las riendas del Ayuntamiento, los talleres y las propuestas encaminadas a fomentar el sector primario han sido una de las prioridades fundamentales de la gestión local.