X

Competición no escucha al Adargoma

   

Joan Lajo

Joan Lajo, en un momento de la luchada ante el Agüimes, hablando con el árbitro. / Adargoma.Com

LUIS DE LA CRUZ | Santa Cruz de Tenerife

El Comité de Competición de la Federación de Gran Canaria abre un camino muy peligroso para resolver los encuentros en los despachos y no en el terrero, premiando determinadas triquiñuelas de clubes y luchadores para anotarse títulos.

El órgano sancionador de la Federación de Gran Canaria, al amparo de varios artículos del reglamento desestima el recurso del Adargoma, que solicitaba que se reanudara la luchada, desde el momento que se dio perdido el emparejamiento a Joan Lajo ante Nichel Hernández.

El puntal grancanario aportó los pertinentes informes médicos, que no padecía ninguna enfermedad contagiosa -herpes- en su brazo, sino que lo que tenía era una simple rozadura.

Competición entiende, que dicho informe se tenía que presentar antes del encuentro y no después como hizo el equipo capitalino, agarrándose a una apreciación muy particular del reglamento, que perjudica de manera notoria no solo los intereses del Adargoma, sino que va en contra de algunos principios básicos de este deporte.

DESESTIMACIÓN

La directiva del conjunto de la Presa de San José ha anunciado públicamente que, en las próximas horas, presentará ante el Comité de Apelación de la Federación de Lucha Canaria otro recurso, pidiendo que se desestime la resolución del Comité de Competición de la Federación de Gran Canaria y que comience el encuentro en el momento, que el colegiado Héctor León decidió levantar la mano, en las dos ocasiones a Nichel Hernández, al entender que Lajo estaba incumpliendo la reglamentación vigente sobre este asunto.

Debido a la gravedad del tema, que puede marcar un antes y después en este deporte. No solo está en juego el título de la Liga Cabildo de Gran Canaria de Primera Categoría, sino valores fundamentales de la lucha. Por tanto, el citado Comité de Apelación desde que sea presentada la reclamación correspondiente tiene la intención de solicitar el expediente completo a la Federación de Gran Canaria.

Sobre este asunto existen reacciones de todo tipo dentro del mundo de la lucha canaria; no solo en Gran Canaria, donde se produjo el suceso, sino en el resto de Islas. Es posible, que los artículos que contemplan dentro del reglamento este tipo de acontecimientos puedan ser revisados en la próxima Asamblea Nacional de Lucha Canaria. Estamos ante un tema muy controvertido, que traerá cola en los próximos días en nuestro Archipiélago.