X
opinión>

Denegación del suministro eléctrico – Por Marta Gómez Toledo*

   

La denegación por parte de una entidad distribuidora del acceso al suministro eléctrico al consumidor, permite a éste reclamar judicialmente no solo los daños y perjuicios causados por no tener abastecimiento eléctrico, sino incluso una indemnización por lucro cesante, es decir, por la ganancia dejada de obtener.

De esta manera el Tribunal Supremo en una reciente Sentencia sanciona el abuso de posición de dominio que este tipo de entidades mantienen frente al usuario. El Alto Tribunal confirma la condena al pago del lucro cesante con motivo de la denegación de acceso a la red eléctrica, señalando como indemnización los incrementos patrimoniales que el consumidor esperaba obtener y que se han visto frustrados por la actuación de la entidad distribuidora que se retrasó en la contestación a la petición de acceso a la red eléctrica, y luego injustificadamente la denegó.

En el caso enjuiciado se parte de la consideración de que la actitud obstruccionista de la demandada, que retrasó la contestación a la petición de acceso a la red de distribución eléctrica (plazo perentorio de 15 días para contestar) ocasionó la frustración del negocio que promovía el usuario. Se trataba de un negocio muy concreto y pautado, en donde se pudo acreditar el importe de la inversión, la producción y la objetividad de ventas aseguradas, por lo que la ganancia dejada de obtener, que fue el objeto de la indemnización como lucro cesante, era completamente razonable. Por lo tanto la entidad suministradora fue condenada a abonar el incremento patrimonial que el usuario esperaba obtener y vio frustrado.

*GÓMEZ TOLEDO ABOGADOS-HISPAJURIS ÁREA DE Derecho CIVIL
www.gomeztoledoabogados.com