X
TRIBUNALES >

El doble de policías para Dejan

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

La seguridad está garantizada. El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) atenderá a los requerimientos de la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife y está previsto que hasta ocho efectivos custodien a Dejan el Decapitador durante la celebración de la vista oral, prevista para el próximo día 18.

Como recordarán los lectores, Dejan Valentinov Deyanov atacó en mayo a una mujer (la ciudadana británica Jennifer Mills Westley, de 60 años de edad) a la que no había visto antes y le cortó la cabeza en un crimen atroz acaecido en una tienda de Los Cristianos, dentro del término municipal de Los Cristianos, allá por mayo pasado.

Tras ser internado en un hospital penitenciario de Sevilla días después de haber cometido su crimen, el búlgaro retornó Tenerife II el pasado jueves donde, tras entrevistarse con su letrado (Francisco Beltrán, del turno de oficio), negó los hechos a pesar de las evidencias en su contra, tanto testigos como un vídeo que muestra tan estremecedor como desagradable agresión mortal.

Ante la negativa del búlgaro a prestar su conformidad a las acusaciones planteadas por la Fiscalía, la maquinaria de la Justicia se prepara para la celebración de una vista oral en la que habrá tribunal de jurado popular.

Precisamente, para el próximo día 7 está previsto que se celebre una sesión para los descartes de dicho jurado. De dicha jornada saldrán los seleccionables para figurar entre los nueve miembros que el día 18 estarán presentes en la primera sesión de la vista, durante la cual se podrá comprobar el estado mental de Dejan el Decapitador.

Con respecto a los preparativos, si bien el refuerzo policial está garantizado, todo apunta a que no habrá una ambulancia medicalizada disponible como en principio se pretendió.

La escasez de medios es la razón de la negativa dada desde las autoridades sanitarias, según detallan fuentes judiciales. Algo similar ocurre con el médico forense, que en principio se pretendió que estuviera en la sala y que finalmente sólo acudirá a la misma en caso de ser requerido.

Por lo que respecta a la salud mental del acusado, las fuentes consultadas apuntan a que no parece presentar mejoría alguna que garantice un comportamiento más o menos normal durante el proceso, a expensas de la medicación que reciba.

Aunque facultativos británicos le dieron el alta apenas cuatro meses de cortarle la cabeza a una desconocida, los especialistas que lo han examinado en Sevilla le han diagnosticado una esquizofrenia paranoide con brotes psicóticos violentos.

A la espera del juicio, todo lo que no sea el retorno de Dejan al hospital penitenciario de Sevilla por una larguísima temporada se antoja realmente sorprendente.