X
ECONOMÍA >

En clave verde

   

Fábrica Dorada

Imagen de la industria que produce la cerveza Dorada en Santa Cruz. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La preocupación por el entorno hace que Compañía Cervecera siga trabajando año tras año por consolidar su apuesta por el uso eficiente de los recursos naturales y el impulso del crecimiento económico y el desarrollo social, afirmó el consejero delegado de la entidad, Mark Tindall.

En este sentido, explicó, durante el año pasado la entidad destinó 2,4 millones de euros, el 13,4% de su beneficio de explotación, a las acciones dirigidas a potenciar el desarrollo sostenible.

Añade que esta preocupación se perfila como una de las claves de la filosofía de la empresa, para la que, señaló, “el desarrollo sostenible es parte integral de la forma en la que la entidad lleva a cabo su actividad”. En esta línea, apunta, la entidad ha acometido en el último año inversiones en las fábricas para garantizar la producción de cerveza de la más alta calidad, así como en innovación para satisfacer a clientes y consumidores.

A esto se suma también el esfuerzo realizado en la formación y el desarrollo del equipo humano, así como su compromiso por el bienestar de la sociedad canaria. Todo ello, añadió, “con el objetivo puesto en ser una empresa responsable y comprometida con la sociedad de su entorno”.

Estas acciones quedan reflejadas en el Informe de Desarrollo Sostenible 2012, que acaba de publicar Compañía Cervecera y que recoge los principales avances acometidos en el área medioambiental, social y económica, al mismo tiempo que incluye una descripción pormenorizada de los objetivos para el próximo año en un ejercicio de compromiso y transparencia.

En dicho documento se pone de manifiesto que, durante el pasado ejercicio, Compañía Cervecera generó un valor económico de 129,5 millones de euros, que fue a parar a proveedores, empleados, accionistas y a administraciones públicas en forma de impuestos.

A su vez, estudios independientes indican que la actividad de la empresa es directa o indirectamente responsable de unos 7.000 empleos y contribuye a aportar un valor añadido a la economía de 182 millones de euros.

APOYO A OTROS SECTORES

La contribución a otros sectores no directamente vinculados al cervecero, como son el agrícola y el ganadero, las organizaciones sin ánimo de lucro y los sectores culturales y deportivos son otros de los aspectos recogidos en el citado informe.

En línea con su política de desarrollo sostenible, Compañía Cervecera sigue poniendo el acento en fomentar el desarrollo empresarial en la cadena de valor, incidiendo en la búsqueda de proveedores locales e incentivando el desarrollo económico de las Islas. En este sentido, destaca el aprovisionamiento de 930 proveedores, de los que 619 fueron locales.

ACCIONES MEDIOAMBIENTALES

Dentro de las acciones acometidas en el último año, destaca la apuesta por el uso eficiente del agua a través de una mejora en la medición y el control, lo que ha permitido reducir en el 9% la cantidad de agua en la fabricación de cerveza en el ejercicio de 2012, en línea con el objetivo de cerrar el periodo 2008-2015 con una reducción del 25% en el consumo de agua por litro de cerveza producido.

En lo que al consumo de energía se refiere, Compañía Cervecera logró una reducción del 4% por litro de cerveza, al mismo tiempo que las emisiones de CO2 por consumo de fuel bajaron el 6%.

Esto ha sido consecuencia del programa de acciones que persigue seguir avanzando de cara a la reducción del consumo energético de energía hasta el 25% más en el año 2020.

La apuesta por una estrategia de sostenibilidad para los envases, así como la potenciación del uso de retornables, figura también entre los objetivos de Compañía Cervecera, que, durante el pasado año, comercializó el 59% de sus productos en envases reutilizables, un porcentaje muy superior a la media nacional, situada 11 puntos por debajo.

Desde Compañía Cervecera se lleva a cabo también una política de valorización de los residuos, en su mayor parte orgánicos.

Precisamente, las 13.693 toneladas obtenidas de bagazo, levadura y polvillo de malta fueron destinadas a uso agrícola a través de 176 agricultores y ganaderos.

Los restos de envases y embalajes utilizados para elaborar los productos se reutilizaron en su totalidad. Asimismo, a pesar de las limitaciones existentes en Canarias para el reciclado de algunos residuos, como los lodos de la depuradora no peligrosos, el índice de reciclado se situó en el 97%.