X
sporting gijÓn B-CD marino > LA previa

Enésimo intento marinista

   

Una jugada del partido del Marino ante el Marino de Luanco. | DA

Una jugada del partido del Marino ante el Marino de Luanco. | DA

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

Enésimo intento de la escuadra sureña a cambiar su negativo signo de perdedor. Fuera de casa parece que cuesta más, pero a estas alturas los de José Juan Almeida ya no distinguen ni partidos locales ni foráneos, ni rivales sencillos ni duros. A estas alturas, el CD Marino solo quiere ganar de una vez un partido para poder salir de esta espiral derrotista en la que se encuentra inmerso en su retorno esta campaña a Segunda B.

No le queda otra, por tanto, al equipo, que preside Pepe Barrios, que apelar a la épica. Olvidarse de todo y disfrutar del partido porque con la ansiedad no se va a ninguna parte. Es la única manera de ir recortando puntos a los equipos que están fuera del descenso e intentar tener alguna posibilidad en el último tramo de la temporada de salvarse, aunque en estos momentos está complicado.

De cara al choque de esta mañana en Mareo, el preparador grancanario, sorprendió dejando fuera de la lista a su mejor goleador. Noah no viajó, y eso es un síntoma claro de que se están haciendo intentos a la desesperada para poder buscar soluciones alternativas a las existentes hasta ahora; puede ser un toque de atención al resto de la plantilla. Eso, unido a la baja forma en su especialidad del atacante tinerfeño, que sigue sin ver portería. Pero, no cabe duda de que es el hombre más experimentado y con más olfato de gol de un equipo que no suele ver portería con facilidad y le cuesta marcar.

SEQUÍA GOLEADORA
Los 557 minutos de sequía goleadora son otro signo más de la debilidad de una plantilla que se sabe casi descendida. Negarlo sería un acto de ceguera y de irrealidad bastante torpe. Una cosa son las ganas, y otra bien diferente la clasificación: colistas y con tan sólo dos triunfos después de 23 jornadas. De todas formas, en estas condiciones, siempre hay apostar por actos de fe y buscar salidas limites, a la hora de ganar un encuentro para ver las cosas de otra manera. En ese sentido, el funcionar como una piña y apoyarse dentro del campo serán una de las claves para que este equipo sureño comience a creer en sus propias posibilidades. Marcar, un gol prontito en tierras asturianas, puede ser un buen bálsamo, para el conjunto de Almeida.

El resto de los convocados son los habituales, con la presencia de nuevo de Ramsés y con el portero Matías Maini -con molestias musculares-, pero que forma parte de la expedición aunque no jugará salvo que sea absolutamente imprescindible. En frente, un filial que sigue siendo irregular, pero que es un conjunto peligroso y con un gran potencial ofensivo. Los asturianos vienen de caer goleados por cuatro a cero en Salamanca y querrán curar sus heridas a costa de un Marino tocado en lo anímico y en lo deportivo.

Por tanto, se dan algunas circunstancias para que el Marino pueda puntuar en Mareo. El empate no vale porque ahora hay que sumar de tres en tres.