X
política>

Las excepciones a la moratoria solo han atraído a dos hoteles desde 2009

   

110117_tfe_pleno_parlamento_28.jpg

El pleno del Parlamento canario empezará mañana a debatir la ley que contendrá la nueva moratoria turística. | DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Las excepciones introducidas en mayo de 2009 a la moratoria turística apenas han interesado a los hoteleros. Así, hasta mediados del pasado año, el Gobierno canario sólo había recibido dos solicitudes de autorización de apertura de hoteles acogiéndose a las dos únicas posibilidades para hacerlo: que sean establecimientos de cinco estrellas, y que ademán sean hoteles escuela o que, al menos un 60% de su plantilla, esté compuesta por parados a los que la empresa forme y contrate durante seis años mediante un convenio con el Servicio Canario de Empleo (SCE).

Este dato consta en una repuesta escrita que el pasado año dio el Gobierno canario a una pregunta de los diputados de Nueva Canarias, y que da idea del escaso interés que estas fórmulas despertaron entre el empresariado turístico.

Desde el año 2009 hasta mediados del pasado año, cuando se decretó con este retoque la continuidad de la moratoria promulgada en 2001, solo se han abierto tres nuevos hoteles en el Archipiélago, dos en Gran Canaria y uno en Tenerife, que ya habían obtenido las autorizaciones en la anterior etapa de la moratoria, según la referida respuesta parlamentaria del Ejecutivo. De hecho, entre 2003 y 2007 el Parlamento autorizó 5.600 nuevas camas (existía un tope anual de 3.600). El sector vive, pues, un estancamiento casi total de nuevas licencias con la ley de 2009, y la patronal hotelera y extrahotelera de la provincia tinerfeña, Ashotel, apoya que continúe esta moratoria, que está prorrogada hasta el 31 de mayo próximo.

Para esa fecha CC y PSOE esperan mantener, con algunos cambios, las restricciones a nuevas camas turísticas en la nueva Ley de Rehabilitación y Modernización del Turismo, cuyo proyecto será debatido mañana en primera lectura por el Parlamento regional. Aunque no prosperará, el PP ha presentado una enmienda a la totalidad, pues es partidario de eliminar la moratoria turística, por intervencionista, y no poner trabas a las inversiones, máxime con la actual crisis.

[apunte]428.000 plazas legales y ¿150.000 ilegales?
Doce años después de promulgarse la moratoria el Gobierno de Canarias aún no dispone de una estimación definitiva sobre las camas turísticas ilegales o legales que existen en el Archipiélago. Con la tramitación de la Ley de las Directrices, en 2003, se llegó a manejar la cifra de 150.000, un guarismo que ha seguido en el aire como dato oficioso de referencia. En una respuesta escrita a Nueva Canarias, el Ejecutivo regional confirmó en julio del pasado año que no disponía aún de un censo de camas irregulares, a pesar de que desde las Directrices se previó su realización. De hecho, con Pilar Parejo como viceconsejera, y, posteriormente, con Jorge Rodríguez (CC) como consejero de Economía, se llegó a anunciar que se iba a acometer esta tarea. El dato que sí ofreció el Gobierno regional a Nueva Canarias es el número de camas con todas las bendiciones legales: 428.000 a fecha de julio de 2012. Con estos números, se podría concluir, siempre de forma no oficial, que una de cada cuatro camas turísticas en Canarias no cuenta con todos los permisos legales necesarios.[/apunte]

[apunte]Ley de Modernización del Turismo
Tramitación: El proyecto de ley, que incluye mantener la moratoria, será debatido mañana en el pleno del Parlamento canario
El Gobierno: CC y PSOE defienden mantener la moratoria. CC plantea autorizar hoteles de 4 estrellas, con calidad de 5.
La oposición: El PP quiere derogar la moratoria y dejar que opere el libre mercado, pues cree que con la crisis económica ya no tiene sentido. Nueva Canarias (NC) defiende lo contrario.
Plazos: El proyecto de ley elimina los plazos que en la práctica obligaban a la reedición trienal de los límites a la oferta turística.
Incentivos. La futura ley da camas turísticas adicionales a cambio de renovar hoteles obsoletos, y permite que aquellas se edifiquen en suelo turístico cuyo promotor tenga ya derechos consolidados.
Villas. La futura ley abre la vía a reconvertir promociones residenciales en villas turísticas.[/apunte]