X
agricultura >

Intentan salvar los escollos para fusionar este año GMR y Sodepal

   

GMR pasó de facturar 80.000 euros mensuales dos años atrás a los actuales 20.000 euros. / DA

GMR pasó de facturar 80.000 euros mensuales dos años atrás a los actuales 20.000 euros. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

El consejero de Agricultura del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández Gómez, confirmó ayer su intención de cerrar el acuerdo entre Gestión del Medio Rural de Canarias y Sodepal en La Palma, garantizando así que la central de GMR en La Palma no se verá afectada por los reajustes que está llevando a cabo el Gobierno de Canarias en sus empresas públicas para racionalizar el gasto.

El virtud del convenio entre ambas entidades, Sodepal pasaría a ser la única empresa pública comercializadora de productos hortofrutícolas de la Isla, poniendo fin así a una competencia entre empresas financiadas con capital público y a la duplicidad de funciones de dos entidades separadas físicamente por apenas 40 metros en la Central Hortofrutícola, en la zona industrial de Buenavista, y cuya fusión llevan solicitando varios años las organizaciones agrarias más importantes de la Isla.

“Nuestra intención es retirarnos y que se quede al frente de la comercialización Sodepal” detalló el consejero y concretó que “precisamente en este momento estamos intentando ajustar el personal, la maquinaria, en definitiva viendo la ficha financiera entre el Cabildo y la Consejería para que pueda aprobarse cuanto antes el acuerdo”. En los mismos términos expresó la voluntad de cerrar este acuerdo días atrás y en declaraciones a este periódico la presidenta del Cabildo, Guadalupe González Taño, quien concretó que “hay algunos problemas burocráticos para reconocer una deuda sobre los que trabajan los servicios de intervención, tanto del Cabildo como del Gobierno de Canarias”.

Los trabajadores de la empresa pública Gestión del Medio Rural (GMR), que opera en La Palma desde 1994 con una facturación actual de 20.000 euros mensuales frente a los 80.000 que llegaron a registrar a lo largo de 2010, esperan que se cierre el acuerdo.

Los consultados por este rotativo en el proceso abierto desde hace un año aseguran, en coincidencia con lo que también piensan los responsables públicos que “no tiene sentido que sigan existiendo dos empresas públicas que se dedican a lo mismo, en el mismo lugar e incluso en un mismo espacio”, lo que supone que “nos estamos haciendo la competencia”.

TRASPASO DE RECURSOS

El acuerdo que ahora está sobre la mesa, permitirá que GMR y por tanto el Gobierno de Canarias, traspasase a la empresa dependiente del Cabildo palmero, Sodepal, maquinaria valorada en unos 300.000 euros, además de su actual plantilla de seis trabajadores y su cartera de clientes.

Mientras, los responsables de GMR explicaron semanas atrás a este periódico, que la entidad pública no quiere como contraprestación en la operación de fusión dinero, sino un acuerdo que permita garantizar los puestos de trabajo, y que además no perjudique ni a los clientes ni a los agricultores que comercializan sus producciones a través de cualquiera de las dos mismas empresas.

Una parte importante del compromiso permitiría garantizar que los clientes que GMR tiene en otros puntos del archipiélago canario puedan seguir siendo atendidos por Sodepal.