X
puerto de la cruz>

“La preocupación del PP es mirar papeles y papeles y qué declara Bárcenas”

   

Carme Chacón, diputada del PSOE y exministra de vivienda y defensa del Ejecutivo de Zapatero. | DA

Carme Chacón,
diputada del PSOE y exministra de vivienda y defensa del Ejecutivo de Zapatero. | DA

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Su meteórico paso por Tenerife el pasado miércoles formó parte del plan de trabajo 2013 de la nueva Comisión Ejecutiva Municipal del Partido Socialista (PSC-PSOE) de Puerto de la Cruz, en el que se incluyen visitas relevantes de cargos institucionales. La exministra Carme Chacón sólo estuvo medio día en la ciudad turística pero se hizo tiempo para atender a los periodistas, diseccionar entre más de 250 personas la actual coyuntura política y económica de España y arremeter contra el ‘Caso Bárcenas’ y el gobierno de Mariano Rajoy (PP). Después del 38 Congreso del PSOE, dijo que se tomaba un año para pensar si quería ser candidata a la Moncloa, pero a pesar de haberse cumplido ese plazo, asegura que todavía “no ha tomado una decisión”.

-¿Ha salido muy quemada de las internas del PSOE en las que finalmente resultó elegido su compañero Alfredo Pérez Rubalcaba?
“Toda batalla noble vale la pena darla. Ha sido una batalla noble, fresca y saludable, pero la alegría y la ilusión siguen ahí”.

-La sido la primera ministra de Defensa que ha tenido España, ¿Qué recuerdos guarda de su paso por este departamento?
“Ha habido algunos muy duros y dolorosos, como llamar a una madre después de que su hijo falleciera o haya sido asesinado. Eso me lo llevaré conmigo siempre. Piensas en ellas e inmediatamente te pones en su lugar, porque es imposible hacer lo contrario. Pero también conservo otros muy bonitos, como la lucha de la piratería en el Índico; el poder ayudar a que las mujeres desempeñen su profesión de militares en mejores condiciones de las que lo hacían; el trato con los soldados en el exterior, hablar con ellos y saber las razones por las que están allí. La mayoría han sido bonitos, pero los dolorosos no me los voy a quitar nunca de la cabeza”.

-¿Considera que hubo un antes y un después de que usted estuviera al frente de Defensa?
“Creo que los militares lo vivieron con total normalidad, porque antes, en otros países, no solo habían tenido ministras mujeres sino presidentas. Nadie es capaz de decir que España es menos que otro país a la hora de tener una mujer en el Gobierno. Simplemente, se impuso la normalidad luego de 35 años de democracia”.

- ¿Se tomó su tiempo cuando cuando José Luis Rodríguez le propuso estar al frente de esta cartera?
“En ningún momento. Me dio un día para pensarlo y no lo necesité”.

– ¿Una reforma de la actual ley de financiación de partidos sería suficiente para que no sucedieran casos como el de Luis Bárcenas?
“Es imprescindible pero no suficiente. Necesitamos una reforma de la ley electoral y mecanismos que hagan rendir cuentas de forma regular y mucho más clara de los que actualmente tenemos. Pero también un Parlamento más ágil, un Poder Judicial distinto y otra Unión Europa, que hoy es la imagen de Saturno devorando a sus hijos. Considero que la Corona debe ser transparente y que el modelo territorial está agotado, porque han sido 35 años de fuerzas centrífugas y el modelo federal puede añadirle la necesaria fuerza centrípeta que nos lleve a la lealtad y a la unión. Lo que sí está claro que hay un antes y un después de esta crisis, que es tan profunda, tan intensa, y sobre todo, que está siendo tan larga, que nos obliga a repensar muchas cosas, como por ejemplo, nuestra fórmula económica, de crecimiento y social. Y habrá que abordarlo. Sé qué no es sencillo, pero tenemos que estar más unidos que nunca y ponerlo en marcha para poder dejar un mejor país a la generación que viene, que es la razón por la que he decidido hacer política”.

-¿Y su partido está dando la talla como principal fuerza opositora?
“Agradecí especialmente la semana pasada que pusiéramos una prioridad, que es un plan de empleo que tiene sobre todo un objetivo, rebajar ese 26% de parados, una cifra dramática para todo el país y especialmente para una generación más formada que la anterior. Por lo tanto, considero que estamos haciendo ese esfuerzo de dar respuestas. Pero también le digo que en este momento es muy complicado. Primero, porque el gobierno es incapaz de entender que sin políticas de crecimiento no vamos a tener políticas de empleo. Y segundo, porque ahora mismo lo único que debe estar mirando son papeles y papeles y qué declara el señor Bárcenas y ha puesto a 46 millones de españoles en manos de un supuesto delincuente. Estoy realmente preocupada y creo que Mariano Rajoy debe actuar en consecuencia”.

-El PP ha culpado a Zapatero de implementar determinadas medidas cuando comenzaba la crisis, como el cheque bebé. Como miembro del anterior Ejecutivo, ¿se arrepiente de haberlas apoyado?
“En el congreso hicimos un documento que se llamaba ‘Mucho PSOE por hacer’ en el que reconocíamos que se habían hecho cosas muy bien, algunas incluso en las que España fue pionera, mientras que en otras cuestiones nos equivocamos. Pero la velocidad con la que lo ha hecho este gobierno, hace que ya ni nos acordemos del cheque bebé, porque solo con la reforma laboral el año pasado el PP ha destruido 850.000 puestos de trabajo. Le ha dado al empresario algo que llevaba décadas demandando, el despido tan barato que signifique despido libre. Es evidente que están cometiendo un error tras otro, y me preocupa la falta de legitimidad de un partido que se presenta a las elecciones diciendo exactamente lo contrario de todo lo que ha hecho; ha subido impuestos, recortado la sanidad y la educación pública, ha tocado las pensiones y pide dinero a Europa para ayudar solo a los bancos en lugar de poner en marcha políticas de crecimiento. No sólo han mentido, me pregunto si ha dicho alguna verdad”.

-Ante este panorama, ¿se puede recuperar el estado de bienestar?
“No sólo creo que es posible, sino que Europa cometería su mayor error si deja de ser la Europa del bienestar, porque la ha llevado a ser uno de los mejores lugares del mundo en el que vivir. Pero en el estado de bienestar existen gastos que son directamente antidistributivos, como por ejemplo, los conciertos del Opus Dei que están pagando los cuidadanos que llevan sus hijos a la escuela pública. Es necesario detectar este tipo de gastos para el sostenimiento del funcionamiento del estado de bienestar, y ese es el objetivo del PSOE. No obstante, también es indispensable un sistema fiscal y una política de crecimiento y económica totalmente diferentes”.

-Si no fuera diputada socialista, ¿se manifestaría como ciudadana a favor de la independencia de Cataluña?
“Como ciudadana y como diputada del PSOE no apoyo la independencia de Cataluña, porque en términos históricos, culturales, paternales, lingüísticos y económicos, es un drama para mi tierra y para España. Por eso trabajo todos los días, para que este país pueda seguir unido y más fuerte. Pero para eso hay que moverse y la respuesta para quien ha creído que este estado autonómico ha tenido muchos activos durante estos años de democracia y que hoy está agotado, no puede ser estar entre el inmovilismo del PP o la independencia de los soberanistas. Las normas cuando están caducas deben adaptarse a los nuevos tiempos y por ello no es casualidad que el federalismo sea la forma de estado más extendida del mundo, porque ha sido capaz de dar respuestas a los problemas que han tenido distintos países. Y por lo tanto, los partidos políticos con representación parlamentaria debemos ser capaces cuanto antes de trabajar juntos en una reforma de la constitución que dé respuesta no sólo a este asunto sino a muchos otros después de 35 años de democracia”.