X
Puerto de la Cruz >

Necesarias pero inoportunas

   

San Telmo Puerto de la Cruz

San Telmo, un lugar emblemático de Puerto de la Cruz, por su gran valor paisajístico y la oferta comercial que concentra. / moisés pérez

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Es una de las actuaciones prioritarias en el proceso de modernización de Puerto de la Cruz y un proyecto que, además, permitirá abrir la ciudad al mar. Sin embargo, y pese a que reconocen su necesidad, la mayoría de los comerciantes del Paseo San Telmo considera que no es el momento de acometer este proyecto de rehabilitación y mejora.

Hay quienes opinan que no es una obra urgente. Es más, la califican de “inoportuna” y creen que hubiese sido suficiente con arreglar los jardines, las luminarias y una buena limpieza para darle “un lavado de cara” a San Telmo.

Esta zona del municipio tiene un gran valor paisajístico y concentra una gran oferta comercial y gastronómica, pero requiere de un “entorno acorde con el siglo XXI”, aseguraron los responsables del proyecto, Joaquín Soriano en lo que compete al espacio público, y María Luisa Cerrillos, en la rehabilitación de fachadas y mejora de los establecimientos comerciales, hoteles y edificios privados.

Los trabajos, que comenzarán este mismo año, permitirán eliminar los obstáculos que hay en la actualidad así como las barreras arquitectónicas existentes y los accesos al frente de mar. También se incorporará nuevo mobiliario urbano, se dotará de vegetación y de un alumbrado moderno porque el el actual ha quedado obsoleto.

“Sabemos que quedará muy bonito, pero resultará muy difícil para los negocios de la zona sobrevivir durante los diez meses que durarán trabajos, que afectarán al 100% aunque se empeñen en decirnos lo contrario”, sostiene una empresaria.

“Nuestra esperanza es que las obras terminen lo más rápido posible y que no ocurra lo mismo que en la calle La Hoya, que se prolongaron más de lo debido”. añade.

Sin embargo, el consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, opina que ambas actuaciones no se pueden comparar porque en este caso “no es complicada desde el punto de vista técnico”, y además se actuará en un solo frente.

Lo ocurrido en La Hoya, una vía paralela a San Telmo, es una especie de amenaza que azota a los comerciantes. No saben qué se van a encontrar, por ejemplo, cuando empiecen a levantar los adoquines, que se cambiarán por otros con textura lisa para facilitar el tránsito de los peatones.

También se oponen a que las obras comiencen en pleno verano y coincidan con las fiestas locales, que atraen a un gran número de turistas. En este sentido, Carlos Alonso aclara que todavía no hay una fecha exacta para iniciar los trabajos y que, en cualquier caso, una vez conocido el plan de trabajo de la empresa que resulte adjudicataria, se consensuará con los comerciantes la fecha de inicio de los mismos y la manera en la que se ejecutarán. La idea, agrega, es hacerlo por fases “para afectar las ventas lo menos posible”.

Para otros empresarios la preocupación es qué pasará después de la reforma: “Ahora mismo no hay limpieza y los jardines están abandonados. Si lo van a dejar así y no van a mantener el Paseo, no vale la pena hacer una obra de esta magnitud”, manifiestan.

En la actual situación de crisis, tampoco saben si aceptarán o no las propuestas presentadas para remodelar sus locales y edificios, que la mayoría ve con buenos ojos a pesar de que supone una inversión que en este momento no puede afrontar. Alonso comentó que tras la reunión celebrada con los empresarios de la zona, uno de ellos le entregó una carta en la que le solicitaba, de manera general, “ayuda” ante el difícil momento económico que atravesaba el comercio local. “Esta ayuda la daremos y prueba de ello es que el Consorcio de Rehabilitación subvencionará un tercio de la mejora de las fachadas de los establecimientos”, promete el consejero.