X
la orotava>

El nuevo destino de las cabras de Tafuriaste: San Juan de la Rambla

   

CABRAS BARRANCO TAFURIASTE MPP.JPG

Muchos de los animales ubicados en el barranco villero tenían fiebre Q. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | La Orotava

El Cabildo de Tenerife reubicará a las cerca de 90 cabras que todavía permanecen en el barranco orotavense de Tafuriaste en un recinto de propiedad insular situado en el municipio de San Juan de la Rambla, más concretamente en la granja escuela del barrio de Las Rosas.

Aunque se hable de una medida provisional hasta que el cabrero pueda proceder a la venta definitiva de su ganado, la Corporación insular da por hecho el traslado, aún sin fecha.
El consejero de Agricultura del Cabildo, José Joaquín Bethencourt, aseguró a este periódico que “sólo faltan algunos flecos administrativos ya que con el cambio de gobierno se ha demorado la evacuación del rebaño”.

En esta línea, indicó que se trata de un recinto que ahora está sin utilizar y que cumple con los requisitos y garantías indispensables. “En su momento surgió como una iniciativa formativa en ganadería, pero hubo dificultades para impulsarla. Tiene vocación de convertirse en un centro caprino que en el futuro puede ser un modelo a seguir; los anteriores alcaldes y el actual están a favor de potenciar la ganadería en el municipio”, señaló.

CRÍTICA CONTRA LOS VECINOS
Sobre las quejas y denuncias de los vecinos del Barranco de Tafuriaste por las molestias y las posibles afecciones que ocasionan los animales, el consejero se mostró crítico: “No entiendo esa actitud de los residentes de las casas colindantes y cercanas a la quebrada; me parecen desproporcionadas y poco sensibles con un problema que no nos compete”.

Además, añadió que “el Ayuntamiento villero sabe lo molesto que estoy por estas actitudes, más si cabe cuando la Corporación insular ha querido colaborar para poner fin a este largo inconveniente sin ser su obligación; es tan difícil entender que la solución puede retrasarse”.
El tiempo va pesando cada vez más a la hora de proceder al abandono definitivo de los animales, sobre todo cuando la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ordenó por el mes de octubre dicha marcha.

Por todas esas circunstancias, esperan que más temprano que tarde el nuevo hogar de las cabras de Tafuriaste sea una realidad constatable.