X
candelaria >

Otro parche de urgencia para el paseo de San Blas

   

Representantes del Cabildo y del Ayuntamiento se reunieron con los técnicos. / DA

Representantes del Cabildo y del Ayuntamiento se reunieron con los técnicos. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife impulsará una obra de emergencia en el paseo de San Blas, deteriorado gravemente por la acción del mar. Así se acordó en la reunión que mantuvieron esta semana el vicepresidente insular de Desarrollo Territorial y Sostenibilidad, José Antonio Valbuena, junto a los consejeros de Planificación y Aguas, Pino de León y Jesús Morales, respectivamente, el alcalde de Candelaria, Gumersindo García, y el concejal de Infraestructuras, Domingo Ramos.

Los temporales marinos, las marejadas y las batidas de las olas, habituales en el litoral de Candelaria, han provocado la merma del nivel del fondo marino y, como consecuencia, se producen filtraciones de agua en el muro que sirve de sujeción al paseo.

La consejera Pino de León aclara que de lo que se trata ahora es que “de forma urgente” se inicien los trabajos necesarios para taponar los desperfectos ocasionados por el mar, “que han supuesto el hundimiento del pavimento exterior”.

Una vez subsanada esta deficiencia, resulta “imprescindible” consensuar con la Dirección General de Costas “una actuación definitiva que ponga fin al continuo deterioro que se produce en el paseo de San Blas a causa de la acción del mar”, señala Pino de León, para quien “esta obra deberá asegurar la protección de toda la zona e impedir su inundación así como garantizar la seguridad de la circulación, de los peatones y de los bienes”.

Por su parte, José Gumersindo García Trujillo, agradece la “rápida respuesta” del Cabildo desde que se comunicó la urgencia de acometer las obras “para resolver de manera definitiva este problema que afecta gravemente a la estabilidad del convento de los Padres Dominicos, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC)”.

Cabe recordar que hace seis meses el Cabildo acometió las obras de reparación del colector de aguas residuales de San Blas. Esta infraestructura se desplazó al margen superior del paseo para minimizar la incidencia marina y se protegió con hormigón con el objetivo de reforzar su protección.