X
espionaje >

Dos exdetectives de Método 3 reconocen haber grabado a Sánchez-Camacho y la novia del hijo Pujol

   

La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. | DA

La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. | DA

EUROPA PRESS | Barcelona

Los exdetectives de la empresa Método 3 detenidos acusados de revelación de secretos han reconocido a la Policía haber hecho la grabación del almuerzo en 2010 entre la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y la exnovia del hijo de Jordi Pujol, Victoria Álvarez, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Estas mismas fuentes, han indicado que en su declaración ante la Policía ambos agentes reconocieron los hechos pero argumentaron que lo hicieron siguiendo órdenes de sus superiores.

Esta grabación se realizó en julio de 2010 en el Restaurante La Camarga de Barcelona, donde se citaron ambas mujeres para comer. En el marco de esa conversación, Victoria Álvarez relató a la dirigente popular aspectos de su relación con el hijo de Jordi Pujol, incluyendo la posible comisión de delitos de blanqueo de dinero.

Las fuentes consultadas han añadido que la propia Alicia Sánchez-Camacho ha tenido oportunidad de escuchar la grabación y reconocer que una de las voces es la suya.

Ni Sánchez-Camacho –quien presentó una denuncia por estos hechos ante la Policía Nacional– ni Victoria Álvarez tenían conocimiento de estar siendo grabadas, lo que consiste un posible delito penado con varios años de cárcel, según el Código Penal.

LA CÚPULA DE INTERIOR TAMBIÉN ESTUVO EN EL MISMO RESTAURANTE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y otros mandos policiales y representantes del Ministerio celebraron una cita el pasado mes de abril en el Restaurante La Camarga de Barcelona, el mismo lugar en el que fueron espiadas la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y la exnovia del hijo de Jordi Pujol, Victoria Álvarez. No hay constancia de que la cúpula de Interior fuera espiada.

Según han informado a Europa Press fuentes conocedoras del encuentro, el ministro y el resto de la expedición acudió al restaurante para comer el 30 de abril de 2012, tras la visita realizada al CIE de la Zona Franca de Barcelona.

Junto a los ya citados, se encontraba el jefe superior de Policía de Cataluña, Agustín Castro, y el máximo representante de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo.

Precisamente Castro ha acudido este lunes a un encuentro en Madrid con el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino, con quien ha abordado el caso de los espionajes en Cataluña.