X
salud >

¿Quieres ayudar a Ricky Rubio a salvar una vida?

   

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

Ricky Rubio, la estrella de los Minnesota Timberwolves y de la selección española de baloncesto, se une a la Fundación Medtronic durante este mes de febrero para salvar la vida de jóvenes de todo el mundo que son víctimas de un paro cardiaco repentino. A través del proyecto HeartRescue, Rubio echará una mano virtual para enseñar al público a responder rápidamente ante una emergencia de muerte súbita.

La muerte súbita es la principal causa de muerte entre los deportistas jóvenes; cada tres días muere uno en Estados Unidos y cada año son 2.000 estadounidenses menores de 25 años. Este riesgo se multiplica por tres entre los deportistas de alta competición. En España se producen 35,000 muertes al año por paro cardiaco súbito, una cifra superior al total de las muertes producidas por el cáncer de mama, pulmón, colon y próstata.

Ricky Rubio se suma a la campaña de prevención Save-A-Life, disponible en el sitio web, un simulador destinado a saber cómo actuar en caso de tener que enfrentarse a un episodio de muerte súbita. El espectador acompañará a Ricky Rubio en una sesión de ejercicios en el gimnasio durante la cual una persona se desploma y debe valorar cómo actuar.

Además del simulador, Ricky y los jugadores de los Timberwolves asistirán a cursos organizados en los colegios de Minneapolis y St. Paul en febrero, como parte del mes WolvesFit de la fundación FastBreak de los Timberwolves. Estos cursos tratarán temas de salud y bienestar físico para mostrar a los estudiantes la importancia de socorrer a una víctima de muerte súbita y cómo hacerlo.

La muerte súbita es una pérdida repentina y abrupta de la función cardiaca causada principalmente por una actividad eléctrica rápida y/o caótica del corazón. Se produce sin previo aviso y, a menos que sea tratado con RCP y desfibrilación, desemboca en una muerte clínica en cuestión de minutos.

En 2012, el proyecto HeartRescue creó el simulador original Save-a-Life, en el que se presentaba a una víctima de muerte súbita en medio de un centro comercial lleno de gente. Esta fue la primera experiencia en Internet en la que se combinaban las posibles reacciones que se producen al presenciar un caso en tiempo real. Desde su lanzamiento, más de 5 millones de personas han aprendido a salvar una vida.