X
reforma Administración local >

La reforma local abre la puerta a la privatización del Mercado

   

Un puesto de verduras y frutas del Mercado de La Laguna, en su sede provisional de la plaza del Cristo. / DA

Un puesto de verduras y frutas del Mercado de La Laguna, en su sede provisional de la plaza del Cristo. / DA

J. F. J. | La Laguna

La reforma de la Administración local que ultima el Ejecutivo central del Partido Popular apuesta por la supresión de los “monopolios del pasado”, en alusión a los mercados y las lonjas municipales como la recova lagunera, bajo la plena tutela del Ayuntamiento y que en la actualidad se ubica, de forma provisional, en la plaza del Cristo. Fuentes del gobierno municipal consultadas por este periódico señalaron ayer que no cuentan de momento con ninguna comunicación oficial al respecto, aunque reconocieron que desde hace unos meses están trabajando en la redacción de la ordenanza que regulará el funcionamiento de esta instalación de abasto.

Un reciente informe de la Comisión Nacional de la Competencia recomienda al Gobierno “la supresión” de los mercados del listado de actividades reservadas a los municipios. Para esta institución independiente de la administración central, “carece de justificación” y no tiene mucho sentido continuar con esta reserva, al entender que “han ido proliferando canales alternativos a los mercados mayoristas en destino” y además esta reserva vincula las decisiones de gestión y de inversión a las necesidades del municipio, “cuando el ámbito de muchos mercados centrales excede claramente el ámbito municipal”.

En concreto, esta reserva aparece en el artículo 86.3 de la Ley reguladora de las Bases de Régimen Local, que deja en manos de las administraciones locales las siguientes actividades o servicios esenciales: abastecimiento y depuración de aguas; recogida, tratamiento y aprovechamiento de residuos; suministro de calefacción; mataderos, mercados y lonjas centrales y transporte público de viajeros.

El pasado mes de diciembre, el concejal de Mercado de La Laguna, Miguel Ángel González, anunció la intención del Ayuntamiento de reanudar en 2013 el cobro de la tasa de la explotación de los puestos de la recova, tras cinco años sin hacerlo. El objetivo de esta medida, explicó entonces, es aliviar la carga económica que desde 2007 soporta el Ayuntamiento respecto a la instalación provisional del Cristo, cifrado en1.243.000 euros por año. Sólo el mantenimiento de dicha estructura está en torno a los 800.000 euros, detalló el edil, que ya entonces planteaba la necesidad de mejorar la capacidad de ingresos de la recova lagunera.