X
la gala se tiñe de tragedia> el parte médico

Saida ya está fuera de la UCI

   

JOSÉ LUIS CÁMARA / T.F. | Santa Cruz de Tenerife

Saida Prieto ha sido dada de alta de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)del Hospital Universitario Virgen del Rocío, informa el propio centro. Los médicos son moderadamente optimistas porque ha superado las primeras 72 horas desde el traslado y creen que no tiene afectados los órganos vitales.

“Actualmente se encuentra ingresada en la Unidad de Quemados del hospital donde continúa en situación grave, manteniendo unas buenas constantes vitales y sin precisar ventilación mecánica”, señala el último parte del centro donde permanece ingresada desde el pasado 7 de febrero.

La salida de Saida Prieto de la UCI permitirá que los padres estén más tiempo con ella. En la UCI solo se permitían dos visitas de cuarenta y cinco minutos, una por la mañana y otra por la tarde.

Las mismas fuentes han subrayado que ahora viene la parte más complicada y que Saida, si lo demanda, recibirá ayuda psicológica estos días.

Los padres, por otra parte, se trasladarán finalmente hoy al piso que el Ayuntamiento de Santa Cruz les ha alquilado y podrán empezar a recibir visitas de familiares y amigos.

La evolución de Saida Prieto sigue siendo positiva dentro de la gravedad por las quemaduras sufridas. | DA

La evolución de Saida Prieto sigue siendo positiva dentro de la gravedad por las quemaduras sufridas. | DA

Como recordarán los lectores, la candidata a reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife Saida María Prieto, de 25 años de edad, sufrió quemaduras graves antes de desfilar al incendiarse accidentalmente su traje. La representante del Centro Comercial Parque Bulevar y del Grupo de Comunicación DIARIO DE AVISOS ingresó en el hospital sevillano por quemaduras de segundo grado profundo y de tercer grado en el 42% de la superficie corporal total.

Antes de volar hasta el Hospital Virgen de Rocío, Saida fue atendida en primera instancia por el personal de una ambulancia de Cruz Roja destacada en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife, donde tuvo lugar el terrible siniestro, al que llegó por su propio pie.

Con posterioridad, esta joven, madre de una niña de 3 años, fue remitida al Hospital Universitario de Canarias, cuyos especialistas la trataron en quirófano durante más de cinco horas y media con el objeto de revertir sus serias lesiones, que en total afectan al 59% de la superficie de su cuerpo pero sólo el 42% es de gravedad.

A la tarde siguiente se procedió al traslado de Saida hasta el centro hospitalario sevillano en avión medicalizado, donde ha contado en todo momento con el respaldo de su familia y del propio alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, que ayer regresó a la Isla tras facilitar en todo lo posible la estancia de los padres de la joven en Sevilla y que sus obligaciones se vean atendidas a pesar de semejante imprevisto.

EFECTO PROGRESIVO

Para saber más sobre el estado de salud de Saida, ayer el programa Canarias en la Onda, de Teide Radio, recabó la opinión de una eminencia nacional en Cirugía plástica, el doctor José Luis Fernández, que trabaja en la actualidad en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario de Getafe.

Así, Fernández aclara por qué la joven llega por su propio pie a la ambulancia y, sin embargo, en menos de una hora ingresa grave en un hospital. “Para explicarlo -relata el galeno- hay que recordar las funciones que tiene la piel en nuestro organismo. Por un lado es una barrera ante infecciones, por otro permite regular la temperatura corporal, por otro evita el intercambio de fluidos, etc. Pues bien, cuando se sufren quemaduras en gran parte de la superficie corporal, como es el caso de esta paciente que presenta un porcentaje cercano a la mitad del cuerpo, dichas funciones no se pierden de golpe, sino de forma paulatina, poco a poco”.

“Por eso -continúa Fernández- el paciente no presenta en un primer momento su estado real, ya que, por ejemplo, la temperatura corporal va variando lentamente… Esto es típico de este tipo de enfermos, que en realidad pueden encontrarse en estado crítico y, sin embargo, nada lo asemeja. Para que se hagan una idea, muchos especialistas hemos visto a enfermos con la consideración de grandes quemados, incluso con un 90% o más de superficie corporal afectada, que entran por su propio pie en el hospital”.

Cuestionado sobre si esta característica de los afectados por grandes quemaduras es un conocimiento común a cualquier médico, Fernández respondió que afirmativamente, mientras que si los cuarenta y cinco minutos que Saida pasó en la ambulancia de la Cruz Roja hasta que se optó a su traslado al Hospital Universitario de Canarias le parecían un intervalo de tiempo aceptable para un asunto de esta gravedad, este especialista contestó que le parecía “perfectamente adecuado”.