X
la gala se tiñe de tragedia > causa y remedio

Sorprendido cuando retiraba uno de los artefactos

   

A la izquierda, en primer término el cañón ya explotado de la fantasía de la candidata número 9 (derecha), que representaba a Radio Club Tenerife. / FRAN PALLERO

A la izquierda, en primer término el cañón ya explotado de la fantasía de la candidata número 9 (derecha), que representaba a Radio Club Tenerife. / FRAN PALLERO

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Un hombre cuya identidad no ha trascendido de forma fehaciente fue sorprendido cuando se había apoderado de uno de los dos artefactos colocados en el traje de la candidata número 9 en la elección de la Reina del Carnaval santacrucero 2013, cuya activación casi le cuesta la vida a la aspirante número 7, la joven tinerfeña Saida Prieto, que en la actualidad se encuentra recuperándose en un Hospital de Sevilla de las gravísimas quemaduras que sufrió.

Fue un agente de la Policía Local quien se percató del hecho e impidió lo que habría supuesto la pérdida de una prueba clave para la investigación que conduce el Juzgado de Instrucción Número 1 de Santa Cruz de Tenerife.

Tanto el artefacto que explotó causando el terrible accidente como el que no lo hizo (la fantasía llevaba dos cañones en cuyo interior se colocaron estos dispositivos pirotécnicos) fueron convenientemente retirados por los agentes municipales y en la actualidad se encuentran en poder de la Policía Judicial, después de que el Juzgado ordenase la entrega de todo el material al Cuerpo Nacional de Policía. Fue el periodista Víctor Sandoval quien adelantó ayer esta primicia en un programa de Telecinco, perteneciente al Grupo Mediaset, que emitió la Gala al resto de España por otro de sus canales, La Nueve, además de poner a uno de los dos presentadores del certamen, Maxim Huerta.

Tal información fue confirmada ayer por fuentes municipales a través de conductos extraoficiales.

Aunque Sandoval dio datos que podrían conducir a la identificación de esta persona que quiso llevarse uno de estos artefactos, los mismos no fueron confirmados, como también se desconoce si su actuación era premeditada o, simplemente, negligente o fruto de los nervios tras lo acaecido.

GRAN LLAMARADA, CINCO HERIDOS
A este respecto hay que tener en cuenta que, en principio, se restó importancia al suceso a pesar de su tremenda espectacularidad (las llamas alcanzaron los diez metros de altura) y de que, además de Saida, otras cuatro personas resultaron heridas cuando luchaban por salvarle la vida: sus dos diseñadores, Víctor y Carolina; el diseñador de la fantasía que provocó el accidente, Willy Jorge; y Leo, técnico de sonido. Por lo que respecta al producto pirotécnico, la propia candidata número 9, Magnolia Cruz, ha confirmado que era ella la que tenía que accionar la pirotecnia que portaba cuando se encontrase en el escenario y que, en confusas declaraciones efectuadas a Radio El Día nada más acabar la Gala, dijo: “El botón se disparó solo cuando me estaba colocando el traje; salió fuego y a correr”.

ES PROBLEMA DE FIESTAS
De especial interés resultan las apreciaciones de la abogada Lourdes del Real durante el magnífico programa monográfico que sobre este caso emitió ayer Canarias en la Onda, de Teide Radio. Asegura la letrada que “la primera responsabilidad de lo sucedido es del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas”, dependiente del Ayuntamiento de Santa Cruz, y “en segundo lugar del propio Consistorio”. La jurista descarta implicar al Cabildo de Tenerife porque se limitó “a arrendar el lugar”. A su juicio, el organismo autónomo tenía la obligación de llevar a cabo las comprobaciones oportunas.

No obstante, Del Real reconoció que las bases donde se detallan todos los requisitos que deben cumplir los trajes de las candidatas no son claras y que no se entiende bien si solo había que comunicar lo que se iba a usar. “No está nada claro qué significa exactamente autorizar el disparo”, apostilla.